Rivero, "consternado" por la muerte de los inmigrantes que perdieron la vida al intentar llegar a Lanzarote

Critica que la patera llegara "sin ser detectada" por ningún medio y pide al Gobierno un encuentro en Canarias para evaluar la situación LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 16 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha asegurado hoy sentirse "consternado" con la muerte de los inmigrantes que intentaban llegar a las costas de Lanzarote en el día de ayer, ya que lo definió como otro "nuevo caso de muerte" en las islas. Rivero señaló que se trata de un "caso muy similar" al ocurrido hace unos meses en el sur de Gran Canaria. "Es el mismo caso de llegar a tierra sin haber sido detectado como los que llegaron el sábado en la playa de Las Vistas, en el sur de la isla de Tenerife, aunque estos con la fortuna de que todos pudieron desembarcar con algunas dificultades pero sin muertos y es un nuevo caso de muerte en nuestras costas, es un caso terrible, probablemente, pendiente de la confirmación de las cifras desde el punto de vista oficial, con toda probabilidad la mayor tragedia que ha ocurrido en nuestras costas", apuntó en declaraciones a la cadena Ser y recogidas por Europa Press. Asimismo, indicó que se está produciendo una "nueva tendencia", ya que la llegada de menores y mujeres inmigrantes subsaharianos y de Marruecos "van en aumento". Añadió que hace unos años "no era habitual" que en una patera o en un cayuco viajaran mujeres o niños. De todos modos, afirmó que "se ha mejorado mucho, desde el punto de vista de algunos aspectos relacionados con la inmigración clandestina" aunque insistió en la necesidad de reflexionar porque son "insuficientes" las medidas que se han adoptado. "Son insuficientes, y a las pruebas tenemos que remitirnos y tenemos que ser consciente de ello. Es verdad que se está haciendo un gran esfuerzo, un enorme esfuerzo con Frontex intentando llegar a acuerdos con los países de origen pero es insuficiente", apostilló. En este sentido, solicitó al Ministerio de Interior, así como al de Asuntos Exteriores y de Inmigración, una reunión de trabajo en Canarias para reflexionar, evaluar las medidas adoptadas hasta el momento y valorar las que "están marchando bien, que son muchas, y detectar otras cosas que se pueden hacer, qué más cosas se pueden hacer para disminuir el riesgo que está suponiendo estas muertes en el mar". "Ahora mismo es el momento de la solidaridad, del trabajo a pie de obra, de intentar rescatar los cuerpos de las personas que tristemente han fallecido en esta catástrofe, de intentar apoyar a los que han salvado su vida para que salgan para adelante pero también es el momento de intentar hacer algo más. De todos modos, dijo que hoy "no es el momento de buscar dónde se han producido los errores". "Lo cierto es lo siguiente, objetivamente, en este caso, la patera llegó a plena costa sin ser detectada y que 24 horas antes había llegado al sur de Tenerife otra igual, y 48 horas antes otra al El Hierro igual, sin ser detectada por ningún tipo de dispositivo. Estamos teniendo suerte, desde luego para la cantidad de patera o cayucos que están llegando a nuestras costas sin ser detectados estamos teniendo suerte de que no sean más los muertes. Tenemos que tener en cuenta que la mayor parte de esta gente no saber nadar", apuntilló. En cuanto a las personas que han colaborado en el rescate de los inmigrantes que intentaban llegar a la costa de Lanzarote en el día de ayer agradeció el esfuerzo de los equipos de rescate pero "especialmente" el de los vecinos de la zona que "algunos de ellos han arriesgado su vida para intentar salvar" a los 'sin papeles' como es el caso de un argentino afincado en Teguise "salvó a varias de las personas de las que hoy están siendo atendidas" en centros sanitarios. COMPETENCIA DEL ESTADO En cuanto a la petición del Gobierno canario de que sea el Ejecutivo central el que se encargue de los inmigrantes menores indicó que lo que se solicita es que en "un asunto que no está resuelto ni en la Ley del Menor ni en la Ley de Extranjería tenga cobertura desde el punto de vista del Estado, que es el de los menores no acompañados que llegan de África", para que sea el Gobierno español el que "tenga que distribuir en todas las comunidades autónomas, entre ellas Canarias, el cómo se atiende a esos menores para tratarlos en unas condiciones de dignidad, en condiciones que puedan ser formados, preparados e integrados" en la sociedad. Rivero insistió en que se trata de una cuestión que "no tiene tratamiento en ninguna ley española". Agregó que la normativa española da competencia a las comunidades autónomas "para los menores de familias desestructuradas o sujetos a medidas judiciales, para eso sí". "El Gobierno tiene que asumir eso como un tema de Estado, no entro de quien es el tutelaje, las cuestiones técnicas no entro, ahora que sea un tema de Estado para que el Estado en función de las posibilidades de cada una de las comunidades autónomas los distribuya para que puedan ser bien atendidos, no hay ninguna duda", subrayó.