Un total de 88 inmigrantes pierden la vida en su intento por alcanzar las costas canarias desde 2007

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 (EUROPA PRESS) Un total de 88 inmigrantes han perdido la vida desde comenzara 2007 en su intento por alcanzar las costas canarias, siendo 2008 el año más trágico en cuanto al número de fallecidos, donde fueron 46 las personas que vieron cómo el mar se tragaba su sueño europeo, mientras que hace dos años perecieron 39 personas, según datos facilitados por la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife recogidos por Europa Press. En los 26 meses que han transcurrido desde 2007, la mayor cifra de fallecidos coincidió con el mes de septiembre, fecha en la que hace dos años murieron 11 inmigrantes y un año después perecieron 15, de los cuales, 14 fallecieron en el cayuco en el que viajaban en dirección a Gran Canaria tras doce días a la deriva. Es precisamente en Gran Canaria donde más muertes se han registrado, en concreto, 18 en 2007 y otras 18 en 2008, a los que hay que sumar los tres que han muerto en el presente mes en la isla grancanaria. Asimismo, en Tenerife perecieron en los últimos dos años un total de 32 personas --17 en 2007 y 15 en 2008--. El tercer lugar respecto a la cifra de fallecidos lo ocuparía La Gomera, donde el pasado año murieron 10 inmigrantes, 7 de ellos en el mes de julio. Junto con septiembre, los meses en donde más personas perdieron la vida procedentes de las costas africanas fueron abril (6), julio (6) y diciembre (8) de 2007, siendo Gran Canaria, Tenerife y El Hierro las tres islas donde estos 20 inmigrantes perecieron al llegar a tierra. En cuanto a 2008, en junio y julio murieron un total de 14 personas -- 7 en La Gomera y 7 en Tenerife--, y en noviembre fallecieron 5, de los cuales, 2 expiraron en Tenerife y 3 en El Hierro. Finalmente, en el año 2007 sólo en cuatro meses no hubo que lamentar el fallecimiento de ningún inmigrante --febrero, mayo, octubre y noviembre--, un mes más que en 2008, donde sólo en febrero, abril y diciembre ninguna persona perdió la vida en su travesía desde África.