Dos personas mueren por un alud provocado por las lluvias en una zona rural colombiana

  • Bogotá, 4 abr (EFE).- Dos personas murieron en la madrugada de hoy por un alud de tierra provocado por las intensas lluvias en Colombia que afectó a una zona rural de la ciudad de Medellín (noroeste), informaron las autoridades.

Bogotá, 4 abr (EFE).- Dos personas murieron en la madrugada de hoy por un alud de tierra provocado por las intensas lluvias en Colombia que afectó a una zona rural de la ciudad de Medellín (noroeste), informaron las autoridades.

La avalancha sepultó la casa de campo de un matrimonio en la zona rural de San Antonio de Prado y organismos de socorro lograron rescatar los cuerpos sin vida de Octavio Ramírez Mejía, de 70 años, y su esposa, Julia Rosa Quintero.

Una tercera persona, inicialmente dada por desaparecida, fue rescatada por las brigadas de socorro en la misma zona.

Las lluvias y los deslizamientos en San Antonio de Prado afectaron, además, a los servicios de agua y de luz ante el taponamiento de algunas fuentes, destrozo de tuberías y la caída de postes de electricidad, señalaron las autoridades.

Se registraron también algunas emergencias en Neiva, capital del departamento del Huila (sur), ciudad en la que el desborde de un río inundó diez barrios, destruyó varias casas y obligó a evacuar a más de un centenar de familias.

Un informe de la Dirección de Gestión de Riesgo para la Prevención y Atención de Desastres del Ministerio del Interior y de Justicia señala que la primera temporada de lluvias en Colombia de este 2009, que se inició a comienzos de marzo, ya ha provocado un total de 26 muertos.

Asimismo, según el mismo informe, un total de 51.818 personas han resultado afectadas en 98 municipios de 23 de los 32 departamentos del país.

En el mismo lapso, 11 personas han resultado heridas y tres más han sido dadas por desaparecidas.

El estatal Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales calcula que la actual temporada de lluvias se extenderá hasta el próximo mes de junio.