La imposibilidad de eliminar el peligro absoluto es la premisa sobre la que gira el curso de aludes que acoge Huesca

HUESCA, 31 (EUROPA PRESS) "El peligro cero no existe en la naturaleza", han coincidido en señalar el responsable del servicio de bomberos del Alto Gállego, Óscar Aguarta; y el profesor de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Cuchi durante el curso "Prevención y mitigación del riesgo de aludes", que se desarrolla en Huesca. La Escuela Nacional de Protección Civil y la Subdelegación del Gobierno en Huesca organizan desde hoy hasta el 2 de abril este curso, que se enmarca en el plan de formación del año 2009 de la escuela nacional de protección civil. Está dirigido a técnicos de riesgos naturales y de protección civil de las Administraciones Públicas y a técnicos relacionados con la nieve y sus riesgos. El acceso cada vez más mayor a las zonas de montaña para uso deportivo, de ocio y para la mejora de las comunicaciones, ha originado un aumento considerable de los accidentes producidos por los aludes. En este sentido, José Antonio Cuchi explicó que este invierno las grandes nevadas y el frío prolongado "han motivado que el manto nival estuviera muy inestable y han favorecido las avalanchas". Cuchi añadió que "el riesgo cero no existe y que nunca se llega a la situación de cobertura perfecta" para incidir en que "la preparación es función también de la inversión que hace la sociedad en infraestructuras y en otro tipo de actividades". en su intervención advirtió de que con el aumento tanto de la urbanización en montaña como la frecuencia de montañeros o turistas a la alta montaña en invierno "evidentemente, nunca se llega a la situación de cobertura perfecta". Aunque el riesgo cero no exista, ese riego se puede prevenir o planificar. Por ello, está previsto realizar una visita a la estación de esquí de Formigal donde se explicarán los sistemas de prevención y desencadenamiento artificial de aludes utilizados en la estación invernal para garantizar la seguridad en las pistas de esquí. También se realizará una demostración de búsqueda y rescate de personas atrapadas en un alud y se visitarán algunas de las defensas contra aludes existentes en la zona del Balneario de Panticosa.