La Policía identifica a diez personas, ocho de ellas menores, por actos vandálicos registrados en la ciudad de Teruel

TERUEL, 20 (EUROPA PRESS)

Las laderas de San Julián de la capital turolense volvió a ser objeto este fin de semana de una serie de actos vandálicos, consistentes en destrozos de árboles y plantas y de mobiliario urbano, realizados por un grupo de jóvenes reunidos en la zona que celebraban el denominado 'botellón'. La Policía identificó a 10 personas por estos hechos, 8 de ellas menores de edad.

El Consistorio turolense informó que en la noche del sábado, día 18 de abril, se atendieron dos llamadas relacionadas con problemas por 'botellón' en las laderas de San Julián. Una de ellas, por desperfectos ocasionados en ese lugar.

La Policía Local actuó de manera conjunta con el Cuerpo Nacional de Policía. Una actuación que dio a la realización de diligencias de identificación de un total de 10 personas, 8 de ellas menores de edad, y dos más con 20 y 21 años. Según apuntó el ayuntamiento "a uno de los mayores de edad se le levantó acta de propuesta de sanción por originar desórdenes leves, comentarios irrespetuosos contra la policía, gritar en la vía pública y recriminar la actuación policial".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Julián, Pepe Polo, manifestó que "no queremos culpar a toda la juventud de unos actos que hacen unos pocos". Según dijo, "hay mucha gente que participa en el 'botellón' y que después deja todo como es debido. El problema está en grupos que lo utilizan para hacer gamberradas".

Polo pidió a los jóvenes que "se conciencien porque con estos excesos no benefician a nadie". Además, solicitó al Ayuntamiento de Teruel que "aquellos jóvenes que cometen estas irregularidades, como castigo, limpien las zonas que hay degradadas bajo los viaductos".

También pidió "mayor control" en estas zonas. Polo aseguró que "no se trata de un mayor control policial o de multas porque al final no soluciona el problema". En este sentido, aseguró que habría que ofrecer espacios de ocio donde pudieran estar los jóvenes, pero "también hacer campañas cívicas", en las que, consideró, se debería implicar el consistorio, los centros educativos, las asociaciones de vecinos y las propias familias".