Protección Civil avisa por nieve y aludes a Aragón, Navarra y Cataluña

MADRID, 11 (EUROPA PRESS) La dirección general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha avisado por nieve, con riesgo de aludes a las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno y a las comunidades autónomas de Aragón, Navarra y Cataluña, y por vientos costeros a las de Cantabria y País Vasco. En Aragón, Navarra y Cataluña se podrán acumular hasta 35 centímetros de espesor en los Pirineos, donde la cota de nieve ascenderá de 1.000 a 1.200 metros. Además, se ha avisado por vientos costeros a Cantabria y País Vasco, con intervalos de fuerza 7 a 9, aunque amainará al final del día. Mar gruesa a muy gruesa disminuyendo al final del día. Asimismo, ha avisado a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Red Eléctrica Española, Empresas Eléctrica y a los organismos implicados. Aunque con menor intensidad, Protección Civil ha informado del riesgo de viento en País Vasco, Castilla-La Mancha, Cantabria, Asturias, La Rioja, Aragón, Navarra, cataluña y Comunidad Valenciana, y por fenómenos costeros en Baleares, Cataluña, País Vasco y Asturias. También se prevén lluvias en País Vasco y Navarra y nieve en Castilla y León. De esta forma, ante la previsión de nevadas, Protección Civil recomienda ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, si es imprescindible viajar por carretera, así como informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras. También pide extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico, revisar los neumáticos, anticongelante y frenos, llenar el depósito de gasolina y llevar cadenas. Es conveniente llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio o cargador de automóvil. Si está atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el conche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido, para evitar que los gases penetren al interior del vehículo. En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, no se aconseja resolver la situación por uno mismo sino tratar de informar del hecho y esperar asistencia, salvo que la situación sea insostenible. Protección Civil recomienda también, ante el riesgo de aludes respetar las indicaciones de los boletines diarios de las estaciones de esquí sobre la posibilidad de avalancha y no salir de las zonas controladas. Las avalanchas de nieves se ven favorecidas por las grandes nevadas o por aumentos bruscos de temperatura. Se pueden advertir si se nota que se hacen grietas largas según avanza con sus tablas, en cuyo caso el riesgo es muy alto. En este caso, se recomienda realizar la primera parte del descenso con giros amplios y dirigirse después progresivamente hacia un lateral, puesto que si se desprenden las placas la probabilidad de que le alcancen es menor. También conviene evitar los descensos por cañones o depresiones y procurar descender por las cimas o rutas más elevadas y recordar que las zonas con pinos presentan un menor riesgo de aludes. Es preciso evitar cortar placas con diagonales muy largas y si una placa se ha cortado con diagonales, evitar descender por debajo de la diagonal creada. Por otro lado, ante el riesgo de vientos en al costa, Protección Civil y Emergencias urge a los ciudadanos a alejarse de la playa y de los lugares bajos que puedan verse afectados por las mareas elevadas y oleajes que se generan ante la intensidad de vientos fuertes. En estas situaciones, Protección Civil recuerda que el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar. Recuerde que adoptar las oportunas medidas de autoprotección favorece su seguridad y la de los demás, así como mantenerse informado y seguir las recomendaciones.