El Hospital General Universitario de Toledo generará a partir de 2012 en torno a 4.000 puestos de trabajo

La construcción del hospital permite actualmente 550 puestos de trabajo, y en unos meses serán "más de 1.000 empleos", según Barreda

El Ayuntamiento prevé la construcción, también para 2012, de una circunvalación en la zona y estudia la llegada del tranvía al barrio

TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El futuro Hospital General Universitario de Toledo, cuyas obras se prevén terminar a lo largo de 2012, generará cerca de 4.000 puestos de trabajo dedicados a la sanidad, lo que, a juicio del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, pone de manifiesto que será "un gran centro de trabajo", la "impresionante" capacidad de investigación y atención hospitalaria, y que los ciudadanos tendrán "un hospital de referencia al que acudir cuando necesiten ser atendidos".

Así lo anunció hoy Barreda, en declaraciones a los medios durante una visita a las obras del futuro hospital, en la que estuvo acompañado del alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page, así como del consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata; el delegado de la Junta en Toledo, Fernando Mora, y representantes del sector económico, como el presidente de las Cámaras regionales, Fernando Jerez.

De este modo, José María Barreda dejó claro que, una vez finalizadas las obras, "este hospital será el mejor de toda Europa". También aseguró que "estamos ante la obra civil más importante que se está ejecutando en este momento en España" en materia sanitaria, y se congratuló porque su construcción "lleva un buen ritmo".

No obstante, rechazó vaticinar una fecha exacta para la finalización de las obras, porque es preferible que "lo hagamos muy bien" y que "no nos precipitemos", porque "no hay ninguna prisa electoral ni de ninguna índole" en la construcción de un hospital para el siglo XXI.

De entre los detalles técnicos de la construcción, en la que actualmente trabajan unas 500 personas, y en unos meses "se generarán más de 1.000 empleos, algo que creo que es particularmente relevante ahora", con la actual coyuntura económica, Barreda resaltó que ha sido necesario mover más de un millón de metros cúbicos de tierra.

Para lograr que el Hospital Universitario de Toledo sea una "realidad espléndida" en el entorno de 2012, se han invertido unos 300 millones de euros, porque "queremos aprovechar todas las posibilidades que va a tener este hospital", aseguró Barreda, que también dejó claro que, una vez que se ponga en marcha "la mejora de la atención hospitalaria va a ser muy notable".

"Estamos ante una obra de arquitectura e ingeniería fantástica y espectacular que está llamando la atención en Europa y en todo el mundo", explicó el presidente regional. De hecho, "ya se ha publicado el proyecto --el diseño de cómo será el hospital-- en las revistas especializadas, y a lo largo de la obra recibiremos muchas visitas de tipo técnico y científico. Creo que es interesante que en Castilla-La Mancha hagamos este tipo de cosas que llaman la atención de esa manera", señaló.

Como presidente de la Comunidad Autónoma, José María Barreda también puso en valor el trabajo inducido que la construcción de este hospital está generando en el entorno de Toledo. Como ejemplo, indicó que "sólo con la cerámica que vamos a utilizar en la tabiquería del edificio vamos a poder dar trabajo a dos empresas de cerámica que sólo producirán para el hospital y, por tanto, tienen garantizada su actividad para todo este tiempo".

Además, durante un breve encuentro con los técnicos que están construyendo el hospital, previo a la visita de las obras, Barreda les transmitió su agradecimiento por el esfuerzo que están realizando, ya que "estamos ante una obra muy compleja, algo espectacular en arquitectura e ingeniería que obliga a un gran esfuerzo de coordinación entre muchas empresas, no sólo las tres que conforman la Unión Temporal de Empresas (UTE), sino las ocho empresas que ahora están trabajando para el conjunto".

Según el presidente regional, hay algunas dimensiones del proyecto "que nos dan idea de lo que significará", como que, una vez construido, se consumirá tanta agua como un gran pueblo de 10.000 habitantes o tanta energía como otro de más de 20.000". "Creo que son referencias que nos hacen ver la envergadura del edificio", sentenció.

El proyecto concibe la construcción de diez edificios a los que se podrá acceder por más de una decena de accesos. Entre otros servicios, el hospital contará con servicio de radiología, 22 consultas externas, una zona de extracciones, un Hotel de Pacientes, y otra zona de urgencias, que se dividirá entre urgencias generales y materno infantiles.

"IMPRESIONADO Y ORGULLOSO"

Por su parte, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, puso de relieve, también en declaraciones a los medios, que se trata de la obra más importante que se está realizando en España, mostrando así su orgullo "del Toledo de futuro que se está construyendo".

"Estoy impresionado y orgulloso, porque esta va a ser la principal empresa de la provincia y una de las más grande de Castilla-La Mancha", señaló García-Page, que explicó que, en superficie, esta obra ocupa "lo que de punta a punta ocupa a su vez el Casco Histórico de Toledo", y en superficie construida "hablamos de tres veces la extensión del Alcázar de la ciudad".

Esto supondrá un "cambio revolucionario" de atención sanitaria y hospitalaria en Castilla-La Mancha, ya que en esta obra de envergadura "se mezcla además un cambio de desarrollo urbanístico en el polígono de Santa María de Benquerencia".

NUEVAS INFRAESTRUCTURAS

En la misma línea, García-Page explicó que se construirá una circunvalación alrededor del nuevo hospital que está ya en tramitación en la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda.

Las intenciones del Ayuntamiento, según el primer edil toledano, es que la circunvalación esté terminada para 2012, aunque "tenemos que firmar un acuerdo con la Administración del Estado, porque vincula la autopista con la Autovía de los Viñedos", apostilló.

Así, explicó que la nueva autopista deberá permitir la conexión entre las carreteras de Madrid con Córdoba, y a su vez servir de circunvalación hasta el Polígono y de anillo perimetral al conjunto de la ciudad.

Paralelamente, el Ayuntamiento está planteando un estudio para que, entre la actual y la siguiente legislatura, se construya un tranvía "que se justifica mucho más sobre la base del innumerable tráfico que va a tener, no sólo el comercio y la zona residencial de esta zona, sino también este mismo centro hospitalario".