La familia del niño ahogado en La Coruña pide que declaren como imputados el director, jefe de estudios y una profesora

Considera que el colegio carece de normativa de seguridad para impartir las clases de natación

LA CORUÑA, 16 (EUROPA PRESS)

El abogado de la familia del menor que murió ahogado en la piscina del colegio Liceo La Paz de La Coruña cuando participaba en una clase de natación solicitó hoy que se cite en calidad de imputados al director, jefe de estudios y una profesora de apoyo porque cree que "no existe normativa" de seguridad en el centro educativo.

Según confirmó a Europa Press el abogado de la familia, José Luis Gutiérrez, hoy presentó un escrito en el Juzgado Número 3 de La Coruña, que instruye el caso, en el que solicita que declaren como imputados el director y jefe de estudios porque la familia considera que el centro no cuenta "con medidas de seguridad" adecuadas en las clases de natación y pretenden que respondan también por un delito de homicidio imprudente

Así, el letrado recalcó que en las declaraciones efectuadas por parte de los monitores que se encontraban en la piscina cuando sucedieron los hechos manifestaron que la normativa de seguridad que cumplían era "la normal". Según añadió el abogado, constaba de la obligación de acudir con gorro y chanclas y no correr por el entorno de la piscina.

Por ello, consideró que el colegio no dispone de una normativa de seguridad a aplicar en las clases de natación. "Como no hay normativa, no hay ningún control", criticó y añadió, al respecto, que entiende que "hay responsabilidad" de la dirección del centro.

Por su parte, justificó la petición de la declaración en calidad de imputada de una profesora de apoyo que declaró ya como testigo porque fue la que vio al menor en la zona de vestuarios y "no dio cuenta a nadie y se puso de conversación" con otra compañera "y el niño desapareció".

El jefe de estudios del colegio Liceo La Paz, José Daniel Etxebarría, insistió en diversas ocasiones que el centro donde el lunes 30 de marzo murió ahogado un alumno de cuatro años en una clase de natación cumple "con todas las medidas de seguridad exigidas por la legislación" para el desarrollo de esta actividad.

DILIGENCIAS

En la jornada de ayer se practicaron en el juzgado las últimas diligencias en relación con esta investigación acordadas de oficio por la jueza, a la espera de conocer el informe definitivo de la autopsia y el informe de la delegación provincial de Educación sobre las normas de seguridad en este aspecto.

Además, la jueza anunció, según recordó el letrado, que pedirá la póliza de responsabilidad civil del colegio y el organigrama del centro para saber "quién tiene capacidad de decisión y mando" en concepto de normativa; así como los títulos y las condiciones laborales de los monitores de la piscina.