Santander.- De la Serna no hará un "uso partidista" de las amenazas y lamenta que no se haya tomado "ni una sola medida"

El alcalde tacha de "ruin" que se traten de establecer relaciones entre el autor de las amenazas y representantes políticos SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS) El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, aseguró hoy que no buscará responsabilidades políticas por las amenazas recibidas a través del ordenador de una empresa pública del Gobierno regional, si bien lamentó que desde que se conocieran los hechos, el Ejecutivo no haya adoptado "ni una sola medida" contra su presunto autor. En rueda de prensa, el regidor de la capital cántabra se refirió a estos sucesos, por los que el equipo de Gobierno estudia personarse como acusación particular en el proceso, iniciado con una denuncia que ha formalizado El Diario Montañés, en cuyos foros de Internet se difundieron los insultos y amenazas. De la Serna insistió en que "cualquier tipo de vinculación personal que se quiera poner de manifiesto" entre el presunto autor de los hechos y concejales del Ayuntamiento supone también una "carga" para estos, a los que consideró "afectados", de una manera distinta, pero que también están "pasando momentos de dificultades" por lo ocurrido. El alcalde cree "ruin" e "injusto" tratar de "mezclar" estas vinculaciones con las amenazas, y aseveró que desde el equipo de Gobierno no se va a responsabilizar "en ningún caso" al Gobierno de Cantabria por el hecho de que las amenazas se realizaran desde un ordenador de una empresa pública, SICAN (Suelo Industrial de Cantabria) y anunció también que no se hará un "uso partidista" por estos hechos que "le podrían haber pasado a cualquiera". "Con nosotros se hizo", matizó. El alcalde aseguró que "no entendería" que no se tomaran medidas contra el autor de los mensajes tras la denuncia pública, y contrapuso esta actitud contra lo sucedido a principios de legislatura con la responsable de una empresa pública participada con el Ayuntamiento, en alusión a Mercasantander. De la Serna señaló que entonces el Ayuntamiento adoptó "desde el primer momento" medidas "contundentes", trasladando la información de la que se disponía tras el desfalco en esta empresa pública. Pese a esto, criticó, el equipo de Gobierno fue "machacado" con este tema, por el que le pidieron responsabilidades en el ámbito político. El alcalde también reiteró su malestar por las explicaciones dadas por el Gobierno de Cantabria tras difundir el Ayuntamiento la existencia de los insultos y las amenazas. De la Serna criticó que el Ejecutivo asegurara que no sabía nada cuando, según explicó, conocían estos hechos "hace meses", y a pesar de ello no han adoptado "ninguna medida". "URNA DE CRISTAL" Según relató, fue la hija de un concejal la que avisó "llorando" de las amenazas que había leído en un foro de las página Web de El Diario Montañés, donde "no era la primera vez" que se habían difundido insultos hacia el alcalde o concejales, durante varios meses y de una manera "constante". Para el alcalde, esto prueba hasta que punto los responsables políticos no viven en una "urna de cristal" y situaciones como esta les afectan no sólo a ellos, sino a sus círculos de amigos o familiares. Entonces, continuó, el equipo de Gobierno contactó directamente con el medio de comunicación, con quien se acordó que fueran ellos los que presentaran la denuncia ante los juzgados, de la que se derivó la investigación. La Unidad de Delitos Informáticos de la Policía Nacional averiguó la procedencia de los insultos a través de la IP del ordenador desde donde se remitieron, y se puso en conocimiento de esta empresa pública, según relató el alcalde. No ha sido hasta que ha transcurrido un tiempo "prudencial" durante el cual no se han recibido "ningún tipo de disculpas" por parte del presunto autor de los mensajes, cuando el equipo de Gobierno decidió hacerlo público. Finalmente, De la Serna agradeció la colaboración del medio de comunicación por estos hechos.