Se abre el parque maya en Honduras luego de una protesta de indígenas por sus tierras

  • Tegucigalpa, 4 abr (EFE).- El parque arqueológico maya de Copán Ruinas, en el occidente de Honduras, volvió hoy a abrir sus puertas luego de permanecer cerrado durante dos días por indígenas de la etnia chortí que exigen tierras y otras conquistas sociales.

Se abre el parque maya en Honduras luego de una protesta de indígenas por sus tierras

Se abre el parque maya en Honduras luego de una protesta de indígenas por sus tierras

Tegucigalpa, 4 abr (EFE).- El parque arqueológico maya de Copán Ruinas, en el occidente de Honduras, volvió hoy a abrir sus puertas luego de permanecer cerrado durante dos días por indígenas de la etnia chortí que exigen tierras y otras conquistas sociales.

El secretario de Turismo, Ricardo Martínez, dijo a periodistas que la normalidad ha vuelto al parque arqueológico de Copán Ruinas, luego de que una comisión del Gobierno que preside Manuel Zelaya llegó a un acuerdo con los manifestantes, que protestaban frente a la entrada principal.

Ambas partes buscarán una solución a las demandas de los chortís a partir del próximo día 15, agregó Martínez.

Los indígenas exigen una docena de maestros para sus comunidades, asistencia técnica y económica para cultivar la tierra, y viviendas dignas para sus familias.

También demandan 30 millones de lempiras (unos 1,5 millones de dólares) que el Gobierno les adeuda desde hace dos años para comprar tierras que deben ser repartidas entre los chortís, etnia que vive en los departamentos de Copán y Ocotepeque, en el occidente hondureño.

Los reclamos de los chortís datan de al menos unos 15 años, y aunque los gobiernos pasados se han comprometido a resolver sus demandas no todas han sido cumplidas, principalmente las de tierras.

El parque arqueológico de Copán Ruinas es uno de los sitios hondureños de mayor interés para turistas nacionales y extranjeros, por las monumentales pirámides, estelas, una escalinata y un parque de pelota, entre otras edificaciones en piedra levantadas por los mayas, que vivieron entre el año 800 antes de Cristo y 800 de la nueva era.

El sitio también es Patrimonio de la Humanidad desde hace unos 30 años.