Una caravana de mujeres buscará pareja en un pueblo de Salamanca

  • Madrid, 11 feb (EFE).- Una caravana formada por sesenta y cinco mujeres solteras, en su mayoría latinoamericanas residentes en Madrid, buscarán pareja el próximo sábado, día de San Valentín, entre los hombres solteros del pueblo salmantino de Vitigudino.

Una caravana de mujeres buscará pareja en un pueblo de Salamanca

Una caravana de mujeres buscará pareja en un pueblo de Salamanca

Madrid, 11 feb (EFE).- Una caravana formada por sesenta y cinco mujeres solteras, en su mayoría latinoamericanas residentes en Madrid, buscarán pareja el próximo sábado, día de San Valentín, entre los hombres solteros del pueblo salmantino de Vitigudino.

La "caravana del amor" celebrará una nueva edición después de que, desde su creación en 1995, cien solteros hayan encontrado a su media naranja, según ha explicado a Efe el presidente de la Asociación de Caravanas de Mujeres (ASOCAMU), Manuel Gozalo.

Estos cien emparejamientos han surgido a lo largo de unas cuarenta "caravanas" organizadas durante este periodo por esta asociación, que cuenta con 500 socias.

En esta ocasión, el destino de la caravana será Vitigudino, un pueblo de 2.899 habitantes localizado al oeste de Salamanca y cabecera de una de las comarcas más despobladas de Castilla y León.

"En el pueblo y alrededores no se habla de otra cosa", ha declarado Manuel Vicente, el empresario del sector hostelero que ha organizado este encuentro, quien ha apuntado también que los solteros son ganaderos, agricultores, constructores y camioneros de edades comprendidas entre los 30 y 75 años.

Entre los aspirantes a dejar la soltería, procedentes de las provincias de Salamanca, Bilbao, Zamora y Cáceres, también figura un guardia civil de San Sebastián, con familiares en el pueblo, y un hombre de 75 años de la localidad cercana de La Vídola.

Tras la llegada del autobús, los solteros participarán en un concurso de baile y chistes, y la caravana concluirá en la madrugada a ritmo de pasodobles y salsa en una discoteca del pueblo.

Según Gozalo, las mujeres tienen entre 25 y 60 años, aunque son mayoría aquellas que se encuentran en la cuarentena y proceden de Ecuador, República Dominicana o Colombia, mientras -ha puntualizado- "las españolas han sido captadas por internet".

Hilda Aldas, una mujer que ha participado en las últimas caravanas, llegó a la asociación animada por sus hijos y con el propósito de conocer amigos, pues -ha explicado- los solteros quieren mujeres "más jóvenes", pero luego son "tímidos y a veces les cuesta relacionarse con las chicas y bailar con ellas".

"Cuando llegamos, siempre nos reciben estupendamente, con calles de honor abarrotadas de gente y el alcalde esperando para saludarnos y enseñarnos el pueblo", ha recordado Aldas, quien conserva "buenos amigos" de anteriores caravanas y conoce algunas parejas que surgieron a raíz de esta iniciativa.

Esta participante ha explicado además a Efe que los solteros llevan un identificativo que les distingue del resto de habitantes y que pueden hablar con cualquiera de ellos durante toda la visita y mantener el contacto después por teléfono.

"Hemos citado a los solteros a las doce de la mañana para explicarles el programa de actividades", ha indicado Vicente, quien se ha mostrado convencido de que el día de los enamorados será un éxito en Vitigudino, pues hasta el momento 58 han pagado ya los cincuenta euros correspondientes a la inscripción y se espera alcanzar los 65 participantes.

Los vitigudinenses recuerdan cómo un municipio cercano acogió una de estas caravanas en la Navidad de 2007 y el encuentro se saldó, meses después, con algunos casamientos.

Estas fiestas se popularizaron en España después de que un grupo de solteros viera la película "Caravana de mujeres", en la que varias solteras recorren 5.000 kilómetros, desde Chicago hasta California, para contraer matrimonio con los hombres de un pueblo del oeste, tan solitarios y deseosos de descubrir su media naranja como los de este municipio salmantino.

Según los organizadores, la experiencia española fue filmada por Iciar Bollaín en "Flores de otro mundo", una película "bella, sentimental y realista que prácticamente es una réplica cinematográfica de cómo son las fiestas que organizamos".