Bruselas destina 35 millones para apoyar a los damnificados por desastres naturales y los refugiados afganos

BRUSELAS, 6 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea comprometió hoy 35 millones de euros de ayuda humanitaria para apoyar a los colectivos más vulnerables en Afganistán, afectados tanto por los combates armados como por los desastres naturales que azotan el país, incluidas las recientes inundaciones en el país.

Esta partida de ayuda, que también servirá para apoyar a los refugiados afganos en Irán y Pakistán, no se incluye en los 60 millones de euros que Bruselas comprometió para 2009 y 2010 en la Conferencia Internacional de Apoyo a la Seguridad de Afganistán, celebrada recientemente en La Haya. Bruselas destinará entre 2007 y 2010 un total de 700 millones de euros en concepto de ayuda humanitaria para Afganistán.

El Ejecutivo comunitario justifica la necesidad de comprometer más ayudas a Afganistán por el deterioro progresivo de la situación de seguridad en el país centroasiático en los últimos años, algo que obstaculiza la supervisión de los proyectos de desarrollo en el país y la propia distribución de la ayuda.

Sólo en 2008 perecieron en Afganistán 28 trabajadores humanitarios. Bruselas también justifica la ayuda por los desastres naturales que han azotado en los últimos años al país, incluidos varios años de sequías y, más recientemente, importantes inundaciones.

El comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, reconoció en un comunicado que "aunque algunos proyectos han mejorado la vida de muchos afganos, la reciente deterioración de la situación de seguridad hace difícil impulsar el desarrollo y la reconstrucción". "La paz y la estabilidad de Afganistán todavía están muy lejos", advirtió.

"Esto unido a muchos años de sequía ha llevado a un aumento de necesidades humanitarias. Por eso hemos aumentado nuestra asistencia humanitaria para los afganos vulnerables en los últimos años", agregó.

La asistencia comunitaria, canalizada a través de la Oficina de Ayuda Humanitaria comunitaria (ECHO), cubrirá aspectos como actividades de protección, suministro de agua, servicios sanitarios, alojamiento, asistencia alimentaria y para paliar desastres naturales de pequeña escala, así como transporte aéreo para distribuir ayuda y desplazamientos de personal humanitario.

La Comisión, cuya oficina lleva implicada en Afganistán desde 1994, también cooperará oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU (OCHOA) recientemente restablecida en el país centroasiática por la necesidad de aumentar la coordinación entre los actores humanitarios presentes en Afganistán.