FUPS en Salou (Tarragona) porque era objetivo desde hace 15 años

TARRAGONA, 9 (EUROPA PRESS)

El secretario general adjunto de CDC, Felip Puig, defendió hoy el pacto entre su formación y Ferran Units per Salou (FUPS) en la población tarraconense, y argumentó que era un objetivo de su partido desde hace 15 años.

Gracias a ese acuerdo, CDC apoyará una moción de censura que defenderá FUPS contra el alcalde socialista, Antoni Banyeres. También el PP votará a favor de la moción, con lo que habrá nuevo alcalde.

En la actualidad, el municipio está gobernado por PSC, CiU y RDS, y socialistas y la federación comparten la Alcaldía. De hecho, en junio tocaba el relevo, e iba a ejercerla Salvador Pellicé, independiente que figuraba en las listas de CiU, y que no está de acuerdo con el movimiento de la dirección nacional de CDC, al igual que el comité local y la concejal de UDC.

En declaraciones a Com Ràdio recogidas por Europa Press, Puig explicó que la dirección pretendía desde hace 15 años reunificar la acción política en Salou, después de la segregación de Vila-seca, que originó un panorama político "muy complicado y fragmentado, con división interna en la gente de CDC".

Además, apuntó que este pacto implica apoyar a la lista más votada, FUPS, y una lista conjunta en las próximas elecciones municipales.

La dirección ha dado la directriz a sus dos concejales, Salvador Pellicé y Marc Montagut, para que apoyen la moción, pero en principio sólo lo hará el último. La concejal de UDC también queda al margen.

Puig alegó que este pacto se ha producido cuando el PSC acababa su periodo de Alcaldía, y no antes, y aseguró que el acuerdo será positivo para CiU a medio y largo plazo, aunque admitió que a nivel local hay una "cierta perplejidad" y puede haber un "punto de conflicto".

De todas maneras, argumentó que la dirección se encontró con un pacto para gobernar Salou de CiU y PSC, cuando la consigna siempre había sido entenderse con los independientes. "Fue un pacto que no nos satisfizo pero que respetamos", argumentó.