La Comisión Europea hace una aportación para los afectados por las inundaciones en Colombia

  • Bogotá, 26 feb (EFE).- El Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) asignó 160.000 euros (198.796 dólares) para asistir con alimentos a los miles de damnificados por recientes inundaciones en el departamento colombiano de Nariño, informaron hoy fuentes comunitarias de Bogotá.

Bogotá, 26 feb (EFE).- El Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) asignó 160.000 euros (198.796 dólares) para asistir con alimentos a los miles de damnificados por recientes inundaciones en el departamento colombiano de Nariño, informaron hoy fuentes comunitarias de Bogotá.

La aportación será entregada al Programa Mundial de Alimentos (PMA), que brindará la ayuda en el terreno, explicó la Oficina de ECHO en Colombia, que la consideró como "clave" para las operaciones de esta agencia de la ONU en el área de desastre".

La asistencia alimentaria será para las más de 25.000 personas damnificadas por los desbordamientos de los ríos Mira y Telembí que se presentaron la semana pasada en Tumaco, segundo puerto de Colombia en las costas del océano Pacífico.

Al menos ocho muertos y catorce desaparecidos causaron las avenidas, en particular del Mira, que también destruyeron o afectaron unas 5.000 viviendas en más de 100 aldeas rurales de la localidad suroccidental de Tumaco.

La Oficina de ECHO en el país insistió en un comunicado que "estos recursos están destinados principalmente para proveer ayuda alimentaria en la región de Tumaco, donde la población, además, de padecer el desastre provocado por las inundaciones, sufre directamente las consecuencias del conflicto armado interno".

La Comisión Europea (CE) tiene para Colombia el llamado Plan Global de Ayuda Humanitaria, que da preferencia a comunidades que viven en zonas de conflicto y que este año entró en su décimo tercera versión, con recursos por 12 millones de euros (unos 13,97 millones de dólares).

Unas 190.000 personas reciben la ayuda de los países de la Unión Europa (UE) mediante este programa que, según subrayó la Oficina de ECHO, "es la operación humanitaria más importante que la Comisión Europea lleva en América Latina".