Mañana viajan a Tinduf 300 españoles para denunciar la ocupación del Sáhara Occidental y el muro marroquí

MADRID, (EUROPA PRESS)

Unas 300 personas partirán mañana desde Madrid a la localidad argelina de Tinduf, en la frontera con el Sáhara Occidental, para denunciar la ocupación del Sáhara Occidental por parte de Marruecos, simbolizada por el muro de separación construido por las autoridades marroquíes.

La campaña, denominada Columna 2009, una iniciativa de la ONG Conciencia Saharaui, se sumará a los pasajeros de otros 18 vuelos chárter que partirán la semana entrante desde España hacia Tinduf para pasar este periodo vacacional con los refugiados saharauis que viven en territorio argelino desde 1976, fecha de la retirada de España de esta colonia y del inicio de la ocupación marroquí.

El acto central de este viaje, según informó la organización a Europa Press, será la formación de una cadena humana ante una sección del muro marroquí, de 2.500 kilómetros de longitud, para denunciar la existencia de este muro que sirve para dividir al pueblo saharaui, según los organizadores. Está previsto que en la cadena humana participen unas 2.500 personas, entre ellas al menos mil españoles.

"Este es el eje central de la columna 2009: el muro de la vergüenza. Pero un muro no se construye solo con materiales, se construye también con odio y desprecio, y su motor son los intereses económicos", denuncia Conciencia Saharaui. Asimismo, la organización lamenta la pasividad internacional ante el conflicto que "enmascara los intereses económicos de los que se benefician tanto Marruecos como otros países, incluido el español".

"Los beneficiados de esta ocupación por el control de los ricos recursos pesqueros y los fosfatos son el gobierno y la élite marroquí, y las flotas y multinacionales europeas y estadounidenses", acusan.

"Los perjudicados son el pueblo saharui en primer lugar, pero también el pueblo marroquí, sobre el que poco o nada revierten los beneficios económicos obtenidos, pero sobre el que descansa la presión económica de mantener un muro de estas condiciones (cerca del 4% del PIB del País) y la presión social de mantener unos soldados que poco o nada de interés tienen por defender ni el muro ni la ocupación", denuncian.

Además, este viaje supone una oportunidad de conocer la realidad del conflicto y los campamentos a través de charlas y actividades que acerquen a los ciudadanos europeos a una cultura muy diferente.

Coincidiendo con la presencia de activistas internacionales, el Frente Polisario y la Asociación de Mujeres Saharauis han organizado toda una serie de actos para llamar la atención sobre la realidad este conflicto de descolonización cuya solución se encuentra en un callejón sin salida ante la negativa de Marruecos a reconocer las resoluciones sobre la descolonización del Sáhara Occidental.