El Hospital Infanta Elena imparte prácticas sobre reanimación cardiopulmonar avanzada en la prisión de Huelva

HUELVA, 25 (EUROPA PRESS)

Profesionales del Hospital Infanta Elena de Huelva imparten durante estos días en la Prisión Provincial un completo programa formativo sobre soporte vital avanzado (SVA) y reanimación cardiopulmonar (RCP) destinado a todos los trabajadores de los servicios médicos del centro.

Según explicaron fuentes de la Delegación de Salud a Europa Press, esta iniciativa tiene como objetivo la actualización de sus conocimientos sobre el conjunto de técnicas que permiten resolver situaciones de parada cardiorrespiratoria y restablecer su actividad.

El programa, con un carácter eminentemente práctico, se enmarca en la línea de colaboración existente entre la Prisión Provincial y el Infanta Elena, que ha permitido la realización de muchas otras actividades formativas tanto entre el personal de enfermería como los facultativos de los servicios sanitarios del centro, aumentando así la calidad de la atención que prestan a los internos.

El curso de reanimación incluye formación actualizada sobre técnicas de reanimación básicas, que comprenden las maniobras de sustitución de las funciones cardíaca y respiratoria que pueden llevarse a cabo sin necesidad de ningún instrumental, pero que resultan fundamentales para la supervivencia de la persona afectada, que debe recibir atención en los primeros cinco minutos del incidente.

Además, incluye otro bloque sobre las técnicas más avanzadas, que quedan reservadas a profesionales sanitarios cualificados que cuentan con el equipo necesario para el restablecimiento y estabilización de las funciones vitales, entre los que se incluyen la farmacología específica y la utilización de desfibriladores externos.

Dentro del seminario sobre reanimación cardiopulmonar se desarrollarán también prácticas con escenarios de simulación, en los que se trabajará sobre situaciones reales de emergencia que pueden producirse en el centro penitenciario y en la sociedad en general, de forma que los profesionales estén preparados para afrontarlos de una manera rápida, efectiva y perfectamente ordenada.

Los elementos que se consideran esenciales para una correcta atención a las situaciones de emergencia vital constituyen lo que se denomina la 'cadena de supervivencia', en la que todas las actuaciones a realizar están perfectamente secuenciadas y resultan imprescindibles para mantener las funciones básicas, aumentando así la supervivencia del paciente y garantizando la llegada de suficiente oxígeno al cerebro, con lo que se reduce la posibilidad de provocar discapacidad o mortalidad.

La parada cardiorrespiratoria supone una amenaza vital inmediata y puede aparecer de forma súbita en personas con un estado de salud previo aceptable, como consecuencia de un ataque cardiaco, un accidente u otras situaciones de riesgo.

-. Firma: LEM .-