Presidencia entregó en los tres últimos años una veintena de vehículos para Protección Civil en los municipios

SANTANDER, 9 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Presidencia y Justicia ha entregado en los tres últimos años un total de 23 vehículos para el uso de Protección Civil en distintos municipios de la región.

En total, según consta en una respuesta parlamentaria recogida por Europa Press, se cedieron 19 vehículos y tres autobombas entre los años 2006 y 2008.

Estos medios se entregan con el objetivo de servir de apoyo para la realización de tareas de protección civil, y la concesión se realiza en base al interés público y la escasez de medios municipales para las intervenciones en esta materia, explica el Gobierno.

En el caso de las autobombas, su función será intervenir a petición del servicio de emergencias 112 en los incendios que ocurran en municipios limítrofes o cercanos.

Este tipo de intervenciones se harían siempre y cuando no supongan trastornos a estos servicios en los propios municipios, ya que se trata de elementos de primera intervención rápida que pueden resolver en gran medida muchas de las necesidades que se registran en pequeños incidentes, además de contribuir a reforzar los medios de autoprotección local.

El Ejecutivo cede los vehículos, pero podrá reclamarlos cuando se considere oportuno para la realización de servicios de emergencias, con la condición de que sea preciso. En estos casos, volverán al Ayuntamiento cuando finalice la emergencia.

El año pasado, la cesión de vehículos a los ayuntamientos de Arredondo, Bareyo, Camaleño, Colindres, Noja, Reinosa, Santander, Solórzano y Vega de Liébana, esto es, nueve municipios.

En 2007, se cedieron vehículos a los municipios de Arnuero, Cartes, Marina de Cudeyo, Polanco, Reocín, Ribamontán al Mar, San Felices de Buelna, San Pedro del Romeral y Valderredible, es decir, nueve localidades.

El año anterior, se había cedido un vehículo en Corvera de Toranzo, y autobombas para Castro Urdiales, Rionansa y Valderredible.