Unidad Militar de Emergencias dice que reforma su piscina para adaptarla a instrucción de especialistas submarinistas

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) La Unidad Militar de Emergencias (UME) afirmó hoy que la reforma de la piscina de su residencia de cuadros de mando en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), cuyo coste asciende a 119.117 euros, tiene como objetivo su adaptación para el uso en tareas de instrucción de sus submarinistas, que deben formarse para actuar en búsquedas y rescates acuáticos, según informaron a Europa Press fuentes de la fuerza conjunta que manda el teniente general José Emilio Roldán Pascual. Las fuentes consultadas indicaron que la reforma estaba prevista desde hace tiempo, en el marco de las obras y la creación de infraestructuras necesarias para que la UME se adiestre en todas las misiones para las que está concebida y para albergar a su personal y sus medios. Una de las facetas de la fuerza conjunta es la capacidad para intervenir en rescates y búsquedas acuáticas. La UME justificó así el gasto destinado a la reforma de la piscina de la residencia de cuadros de mando en su base principal, la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, cuyo contrato fue publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado por medio de una resolución recogida por Europa Press. Por medio de una resolución del Servicio Militar de Construcciones, el Ministerio de Defensa decidió conceder a Rutherford España la reforma de la mencionada piscina por importe total de 119.117 euros. El expediente, referente a la "Formación de vaso e instalación de depuración en piscina", fue aprobado por un procedimiento "negociado sin publicidad" y tiene como objeto la "reforma y adecuación" a la normativa de la piscinas. La adjudicación fue aprobada en diciembre de 2008 y fue ratificada el pasado 11 de febrero por el director general del Servicio Militar de Construcciones, que recientemente adquirió, también por procedimiento negociado y por importe similar, una piscina a la misma compañía española destinada a centro deportivo militar de Madrid. Creada por acuerdo del Consejo de Ministros el 7 de octubre de 2005, la Unidad Militar de Emergencias (UME) está compuesta por efectivos de los tres ejércitos y tiene como objetivo la intervención ante situaciones de emergencias por crisis, catástrofes y otros riesgos. Integrada por cinco batallones peninsulares (Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y León) y dos destacamentos en las Islas Canarias, la unidad que manda el teniente general José Emilio Roldán Pascual está capacitada para actuar ante grandes nevadas, incendios, inundaciones y otras situaciones en que la población esté en riesgo. Su plantilla está integrada en la actualidad por más de 3.000 militares (el objetivo es alcanzar el total de 3.987 efectivos), entre soldados, marineros, suboficiales y oficiales. La fuerza conjunta se completa con médicos militares procedentes de la Reserva Voluntaria (civiles que trabajan un determinado periodo cada año como militares en activo).