Colombia baja el nivel de alerta por el volcán Galeras al reducirse su actividad

  • Bogotá, 16 feb (EFE).- El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de la ciudad colombiana de Pasto, suroeste, redujo hoy de roja a naranja la alerta respecto al volcán Galeras, al reducirse su actividad, informó el centro científico.

Bogotá, 16 feb (EFE).- El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de la ciudad colombiana de Pasto, suroeste, redujo hoy de roja a naranja la alerta respecto al volcán Galeras, al reducirse su actividad, informó el centro científico.

Esta institución explicó que el cambio a alerta naranja significa que la cumbre volcánica puede registrar "erupción probable en término de días o semanas".

La alerta roja, por su parte, equivale a erupción inminente o en curso.

El Galeras, a unos 700 kilómetros de Bogotá, en el departamento de Nariño, del que Pasto es capital, y con una altitud de 4.276 metros sobre el nivel del mar, registró el sábado pasado una erupción explosiva, según el Observatorio Vulcanológico y Sismológico.

"Si bien la actividad sísmica se mantiene en niveles bajos tanto en ocurrencia como en energía, se resalta que en las últimas horas se ha presentado un ligero incremento de los eventos relacionados con dinámica de fluidos a niveles superficiales", señaló la institución en un comunicado.

El observatorio de Pasto destacó una señal sísmica (denominada tremor) que se registró en la noche de ayer y que "se asocia con procesos de emisión de gases".

Igualmente, en el transcurso de la madrugada, este tipo de eventos se han hecho más evidentes, añadió.

De acuerdo con estaciones telemétricas y mediciones de campo realizadas hoy, reveló el centro científico, "el dióxido de azufre (SO2), gas típicamente de origen magmático, sigue mostrando valores bajos (menores de 200 toneladas)".

Este lunes se despejó de la nubosidad de los últimos días alrededor del volcán, lo que permitió observar una columna de vapor de poca altura, de unos 300 metros, que por condiciones de viento, alcanzó una longitud cercana a los 8 kilómetros, tendida hacia el sector suroriente del volcán.

Adicionalmente, anotó el Observatorio, "el evento eruptivo" del sábado, con niveles energéticos similares a los de una erupción del 17 de enero de 2008, "permitió una liberación parcial de la presión acumulada al interior del sistema volcánico".

La presencia de material magmático en la superficie "amerita atención especial al proceso", advirtió la entidad, adscrita al Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas).

La erupción se registró hacia las 19.10 hora local del sábado (00.10 GMT de ayer) y durante la hora siguiente estuvo seguida de una serie de sismos.

La onda expansiva del volcán fue sentida en algunos sectores de Pasto, la ciudad más próxima al Galeras, que se reactivó en 2004 tras un fenómeno de actividad intensa que en 1993 causó la muerte de nueve científicos que se hallaban cerca del cráter.

La erupción fue seguida de una lluvia de cenizas, que cayó principalmente en Pasto, donde viven unos 400.000 habitantes.

Las autoridades invitaron la misma noche de la erupción del sábado a la evacuación a unas 7.600 personas desde las zonas más próximas a la cumbre andina.