El Chinyero protagonizó hace 100 años la última erupción volcánica en Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 (EUROPA PRESS) Tenerife conmemora el 19 de noviembre de este año el primer centenario de la última erupción volcánica ocurrida en El Chinyero, una montaña que se levanta entre los municipios de Santiago del Teide y El Tanque. Para ello, se han preparado numerosos actos que culminarán con la celebración de la VI Conferencia Internacional Ciudad sobre Volcanes 2010 en el Puerto de la Cruz del 31 de mayo al 4 de junio, según se informa en la página web del Intituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER). El 20 de noviembre de 1909, el periódico 'El Tiempo' --editado en la calle de La Noria en Santa cruz de Tenerife-- publicaba los primeros comunicados llegados a la redacción anunciando la erupción volcánica. Si bien hay una cierta confusión sobre el origen y el lugar del que procede la lava. "Antonio Ponte. Se observa un gran cráter que vomita grandes llamaradas unidas a una verdadera lluvia de pedruscos y arena que salen a velocidad pasmosa acompañad de todo ruido espantoso. Todos estos elementos se convierte en lava que favorecida por fuertes vientos se divide en dos brazos", recoge el diario. Así el alcalde de Garachico informó que la erupción comenzó a las 11.00 horas y corría por el barranco de Los Ovejeros "en dirección a Santiago" [actualmente Santiago del Teide]-. Además de este pueblo se desalojan los Arguayo y Tamaimo. Las informaciones hablan de que el volcán en actividad está en la montaña de Las Flores, Cañaza, Chajara o Vencheque; sin embargo, el acalde del pueblo del El Tanque asegura en la información aparecida el 26 de noviembre que desde la montaña Negra se ha visto "majestuoso e impactante, aquel acto sublime de la naturaleza" que ha sido la erupción de la Montaña de El Chinyero. Se habla de tres cráteres --"desde la montaña de Poleos se ven tres bocas"-- algunos de ellos se abren y se cierran en minutos pero todos coinciden en dos brazos largos, uno, en dirección a Santiago y el otro al Tanque. En el primero de los casos se habla de 3 kilómetros de largo y 400 metros e anchos "con un espesor sobre tierra de dos metros". "El otro se dirige a Erjos pero es menor y con menos velocidad". El diario aclara además que el avance de la lava rellena barrancos de 40 metros de ancho y 25 de profundidad amenazando a Santiago cuyos vecinos se refugian en el vecino municipio de Buenavista. El ganado queda en las cumbres de Bolico y una finca, situada en Araya, y propiedad de la viuda del marqués de Siete Fuentes alberga a los vecinos de Santiago. El periódico recoge además que el párroco José Serret fue el último en abandonar el pueblo. La erupción volcánica se dejó sentir, según el diario "más difundido de la época" en la zona noroeste de Gran Canaria, concretamente en Agaete donde han habido movimientos sísmicos. El día 29 se confirma en las páginas del periódico el fin de la erupción. Los vecinos pudientes de la zona de Garachico abandonan el lugar en el buque Sancho mientras que otro y tras la solicitud de auxilio trae ambulancias y coches de la Cruz Roja, según se desprende de los artículos. La erupción duraría apenas tres días, tal y como se ha reconocido después. El Gobierno de España autorizó ayudas a la población así como obras públicas para favorecer los accesos. Las palomas mensajeras fueron las encargadas de comunicar a pueblos del sur de la isla con la capital pues lugares como Adeje quedaron sin saber qué pasaba con ellos, según 'El Tiempo'.