El volcán chileno Llaima expulsa una gigantesca columna de ceniza y gases

  • Santiago de Chile, 5 abr (EFE).- El volcán chileno Llaima, que volvió a entrar en erupción el viernes, ha expulsado una columna de gases y cenizas de más de 7.000 metros de altura y 100 kilómetros de extensión, lo que ha obligado a evacuar ya a 71 personas, informaron hoy fuentes oficiales.

El volcán chileno Llaima expulsa una gigantesca columna de ceniza y gases

El volcán chileno Llaima expulsa una gigantesca columna de ceniza y gases

El volcán chileno Llaima expulsa una gigantesca columna de ceniza y gases

El volcán chileno Llaima expulsa una gigantesca columna de ceniza y gases

Santiago de Chile, 5 abr (EFE).- El volcán chileno Llaima, que volvió a entrar en erupción el viernes, ha expulsado una columna de gases y cenizas de más de 7.000 metros de altura y 100 kilómetros de extensión, lo que ha obligado a evacuar ya a 71 personas, informaron hoy fuentes oficiales.

Según el Servicio Nacional de Geología y Minería, un total de 71 personas ya han sido evacuadas de Vilcún y de Curacautín, localidades próximas al Llaima, cuya actividad obligó ayer a decretar la alerta roja en ocho municipios cercanos.

Las autoridades han tomado esta decisión a raíz de los riesgos asociados a la generación de lahares, que son deslizamientos de barro resultado de la mezcla de ceniza volcánica y escombros con agua que pueden provocar un aumento del caudal del río Calbuco.

El Llaima, situado en la región de La Araucanía, a unos 600 kilómetros al sur de Santiago de Chile, ha intensificado su actividad eruptiva desde mayo de 2007 y está considerado uno de los volcanes más activos de Suramérica.

El volcán, de 3.210 metros de altitud, mantuvo su actividad durante la noche del sábado con explosiones, flujos de lava y emanaciones de gases y cenizas que han formado una columna de humo que alcanza siete kilómetros de altura y cien de extensión.

Miembros del Servicio Nacional de Geología y Minería realizaron ayer un sobrevuelo en el que se constató "el aumento de la intensidad de la erupción" y la presencia de tres corrientes de lava que descienden por el flanco oeste del volcán.

Según informó hoy ese organismo estatal, también se observaron derrames de material incandescente de hasta dos kilómetros hacia el noroeste y la generación de flujo de piroclastos hacia la vertiente occidental.

También se detectaron dos corrientes de lava que desembocan en el río Calbuco, cuyo caudal se incrementó ayer, lo que provocó la caída de un puente de madera de 25 metros en el sector Danubio, a unos 12 kilómetros del cráter.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Emergencias, las condiciones meteorológicas en la zona presentan este domingo cielos cubiertos y chubascos, lo que impide tener una visión de la situación del volcán.

Policías y bomberos han reforzado el patrullaje de la zona y supervisan de forma constante el río Calbuco, mientras se mantiene la alerta roja en las localidades de Vilcún y Curacautín por riesgos de lahares y la amarilla en Cunco, Melipeuco y Lonquimay.

En tanto, el ministro del Interior en funciones, Patricio Rosende, llegó hoy a Temuco, capital de La Araucanía, para sostener una reunión del comité de operaciones de emergencia y desplazarse después a las zonas afectadas.