Comienza la demolición controlada de la roca con riesgo de desprendimiento en Chiclana de Segura

CHICLANA DE SEGURA (JAÉN), 24 (EUROPA PRESS) La demolición controlada de la roca que presenta riesgo de desprendimiento en Chiclana de Segura (Jaén) ha comenzado hoy. Con ello, se pretende eliminar el peligro que la piedra puede suponer después de quedar al aire tras el derrumbe parcial de la masa gran masa rocosa que el pasado 9 de marzo aplastó varios inmuebles y vehículos. En declaraciones a Europa Press, el alcalde del municipio, Santiago Rodríguez, recordó que esta fase, cuya duración será previsiblemente de unos dos meses, es la segunda de las cuatro en la que los técnicos dividieron la intervención para evitar que la piedra vuelque sobre la que ya está en el suelo garantizando la seguridad en todo momento. Así, tras la primera etapa de limpieza de los cascotes producidos como consecuencia de la demolición de los inmuebles afectados y la protección del área cercana con una valla perimetral reforzada, ahora se dividirá la roca en cuadrículas de 50 por 50 con una profundidad de entre cuatro y seis metros en las que, a través de taladros, se inyectarán los morteros expansivos. Según explicaron los técnicos durante la presentación de los trabajos el pasado día 11, este material reacciona a las doce horas aproximadamente, de manera que se irán haciendo gajos diarios que tendrían un volumen aproximado de 1,5 metros cúbicos para tener la seguridad de eliminar el peligro de que esa masa rocosa cayese adelante. Una vez saneado el trozo en cuestión, que es algo mayor que el que se desprendió, se anclará mediante tirantes metálicos la masa rocosa trasera para, en último lugar, utilizar el mismo sistema con mortero para perforar los restos de las rocas y obtener trozos más pequeños que facilite su traslado. Los 600.000 euros que se invertirán en estos trabajos serán sufragados prácticamente a partes iguales por el Gobierno Central, la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial de Jaén.