Gobierno vasco destina 1,3 millones hasta 2010 para la ejecución de proyectos de demolición de ruinas industriales

BILBAO, 16 (EUROPA PRESS)

El Departamento vasco de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio destinará una partida de 1.298.384,95 euros, para la redacción o ejecución de proyectos de demolición de ruinas industriales.

Las subvenciones consisten en préstamos, sin interés, a devolver a largo plazo. Un total de 98.384,95 euros serán para ayudas de este año y 1.200.000 euros para el año 2010. El plazo de presentación de solicitudes finaliza el próximo 12 de junio.

Según datos de la Consejería de Medio Ambiente, recogidos por Europa Press, los destinatarios de las ayudas son personas privadas, tanto físicas como jurídicas, titulares registrales de los edificios e instalaciones; ayuntamientos, en su calidad de titulares o actuando en virtud de ejecución subsidiaria, con las formalidades y requisitos establecidos en su legislación especfica: Diputaciones forales o cualquier otra Administración Pública, así como por los entes u organismos de ella dependientes actuando en su condición de propietarios de la ruina.

Las solicitudes deberán adjuntar el anteproyecto o proyecto, del que se desprenda el importe total de las obras de demolición y justificación de la cuantía de los honorarios profesionales (incluidos proyecto y dirección de obra). Además, se admitirá como orientativo el cálculo de honorarios conforme a tarifas de los colegios profesionales competentes para llevar a cabo los derribos.

Además, tendrán que detallar el inventario y caracterización de los materiales almacenados o abandonados en el recinto industrial, el destino final o, en su caso, método de eliminación del material resultante, así como el documento en el que se hagan constar las cuantías de las ayudas que, en su caso, hayan sido otorgadas o solicitadas a otros entes con la misma finalidad, con expresión de su importe. De no existir otras ayudas, se hará constar esta circunstancia.

En el supuesto de que la cuantía de la ayuda supere los 1.803 euros, los beneficiarios (con excepción de los entes o instituciones que pertenezcan al sector público vasco) deberán presentarse el certificado de la Hacienda Foral competente relativo a la acreditación del cumplimiento de obligaciones tributarias.