Refuerzan la cimentación de la valla de Melilla y las compuertas de los arroyos

  • Melilla, 12 feb (EFE).- El Ministerio del Interior ha reforzado la cimentación del vallado perimetral de Melilla, así como las compuertas de los arroyos que se vieron afectadas por las lluvias del pasado otoño y que provocaron distintos intentos de entrada de inmigrantes.

Refuerzan la cimentación de la valla de Melilla y las compuertas de los arroyos

Refuerzan la cimentación de la valla de Melilla y las compuertas de los arroyos

Melilla, 12 feb (EFE).- El Ministerio del Interior ha reforzado la cimentación del vallado perimetral de Melilla, así como las compuertas de los arroyos que se vieron afectadas por las lluvias del pasado otoño y que provocaron distintos intentos de entrada de inmigrantes.

Según ha informado hoy la Delegación del Gobierno, el director general de Infraestructuras del Ministerio del Interior, Luis Luengo, y el subdirector general, Saturnino Erraiz, han visitado Melilla para comprobar sobre el terreno el desarrollo de las obras de remodelación y refuerzo que se han llevado a cabo a lo largo del perímetro fronterizo y en el paso de Beni-Enzar.

Los altos cargos ministeriales se han mostrado "satisfechos" por el resultado de los trabajos valorados en un millón y medio de euros, tanto por su ejecución como por la rapidez con la que se han concluido.

Los trabajos consisten fundamentalmente en la reconstrucción de la parte de la valla que fue derribada por las lluvias caídas en octubre, con el reforzamiento de la cimentación de la misma y de la resistencia de la doble verja y la sirga tridimensional.

También se han reparado las puertas de los arroyos que sufrieron el arrastre de las aguas, con el fortalecimiento los elementos que la componen.

En cuanto al paso de Beni-Enzar, el proyecto, valorado en 270.000 euros, ha permitido adaptar los carriles de entrada y salida a Melilla a las obras de remodelación que está realizando Marruecos en su frontera para que, en el momento en que éstas se acaben, proceder a su utilización inmediata.

Asimismo, se ha construido una pérgola que resguarda tanto a los peatones como a los funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que prestan servicio en la zona de las inclemencias del tiempo.

Por último, se ha recrecido la verja que protege el paso para evitar la posible caída de objetos lanzados desde el exterior.

El director general de Infraestructuras ha destacado la "celeridad" de las obras, que inciden en el mantenimiento de la seguridad de la frontera y en la mejora de las condiciones de trabajo de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guarida Civil destinados en ella.