Una familia sevillana se queda "en la calle" con dos hijos menores tras la demolición de su vivienda

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS) Una familia de la localidad sevillana de Dos Hermanas que tiene dos hijos menores de edad se verá "en la calle" en los próximos días si se produce la demolición de la vivienda en la que residen desde hace "cinco años", tal y como ha ordenado el consistorio de la localidad vecina de Alcalá de Guadaíra por considerar que el terreno pertenece a este municipio. Así lo explicó el padre de familia, Jesús Manuel Durán, quien afirmó que el consistorio de este municipio los quiere dejar "en la calle, con dos hijos pequeños" y escasos recursos económicos. "Es lo único que tenemos", lamentó. Su situación es cuanto menos difícil. Jesús Manuel, albañil de profesión, tiene reconocida una invalidez absoluta por un accidente laboral que sufrió cuando trabajaba en la construcción y recibe una pensión de 400 euros, mientras que su mujer está "en el paro". Jesús Manuel no se explica porqué es su vivienda la única que tiene orden de demolición, cuando en la zona donde reside con su familia existen "cientos de casas", incluso "más grandes" que la suya. "Sólo vienen a por mí, quieren hacer Justicia social conmigo", aseguró. En este sentido, manifestó que cuando decidieron comprar estos terrenos para construir su casa, "nadie" les dijo que era ilegal, sólo que tendrían que pagar "una multa". Ahora, dijo, tendrán que correr con los gastos de la demolición --más de 20.000 euros-- y abonar la multa --unos 30.000 euros-- por la construcción de la vivienda. Mientras tanto, entre desesperación e impotencia, esta familia sevillana que espera la resolución judicial, vive con la amenaza de unas máquinas que el próximo 31 de marzo tienen orden de demoler toda una vida.