Foro pide que la crisis no desvíe los recursos destinados a la tuberculosis

  • Río de Janeiro, 25 mar (EFE).- Los participantes en el III Foro Internacional de Socios del Programa para Detener la Tuberculosis (Stop TB), que concluyó hoy en Río de Janeiro, demandaron que los gobiernos aumenten los recursos destinados a combatir la enfermedad y que no permitan que la crisis global pueda desviar esos fondos.

Foro pide que la crisis no desvíe los recursos destinados a la tuberculosis

Foro pide que la crisis no desvíe los recursos destinados a la tuberculosis

Río de Janeiro, 25 mar (EFE).- Los participantes en el III Foro Internacional de Socios del Programa para Detener la Tuberculosis (Stop TB), que concluyó hoy en Río de Janeiro, demandaron que los gobiernos aumenten los recursos destinados a combatir la enfermedad y que no permitan que la crisis global pueda desviar esos fondos.

"Los recursos financieros y los compromisos siguen siendo insuficientes. Los donantes internacionales y los gobiernos nacionales tienen que invertir en nuevos diagnósticos, nuevas vacunas y tratamientos", según el documento final del Foro.

La "Declaración Comunitaria de Río de Janeiro" será el documento que presentará la llamada sociedad civil ante la Reunión Ministerial sobre Tuberculosis que se celebrará en Pekín (China) del 1 al 3 de abril próximo.

Los miembros de Stop TB aseguraron en su declaración que una posible reducción de los recursos destinados a combatir la enfermedad para poder atender problemas financieros derivados de la crisis global puede comprometer el cumplimiento de las metas mundiales de erradicación de la tuberculosis.

El desvío de los recursos, agregan, puede agravar la situación provocada por una enfermedad de la que cada año se contagian 9,27 millones de personas y mata a 1,75 millones en todo el mundo.

Según el documento, "con los actuales niveles de financiación será imposible alcanzar la meta para el 2015 que se fijó el Plan Mundial de Stop TB", de reducir el número de muertes por tuberculosis en un 50 por ciento.

"Stop TB" es un movimiento global creado en 2000 para combatir la enfermedad y que agrupa a diferentes organismos multilaterales, organizaciones no gubernamentales, activistas, empresas, investigadores, agencias de cooperación y personas con tuberculosis.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también se propone reducir a menos de un millón de personas la incidencia de la enfermedad en todo el mundo en 2050.

Para ello, alegan, es necesaria la inversión de 44.000 millones de dólares entre 2009 y 2015 en proyectos de control de la enfermedad y de otros 2.000 millones de dólares en investigación.

Esos recursos están muy lejos de los aplicados actualmente por los gobiernos.

Según el documento final, para esta año están previstas inversiones por 3.000 millones de dólares en proyectos de control de la enfermedad, por debajo de los 5.000 millones de dólares que serían necesarios.

De los actuales fondos, el 87% proviene de los gobiernos de 94 países, en su mayoría europeos, el 9% del Banco Mundial y el resto de donantes privados.

Ya en el primer día del Foro, que reunió desde el lunes en Río de Janeiro a cerca de 1.000 personas, los representantes de la ONU alertaron sobre el recrudecimiento de la tuberculosis por la reducción de los presupuestos.

"El mundo pagará una factura mucho mayor si descuidamos la lucha contra la tuberculosis por la crisis", dijo la directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, en un mensaje transmitido en vídeo.

"Con la recesión, es difícil mantener la salud en lo alto de la agenda. Vemos que hay países que han recortado su presupuesto en salud. Pero debemos decirles que invertir en curar esta enfermedad da un retorno financiero y que su control es más rentable que pagar sus consecuencias", aseguró el enviado especial de la ONU para la tuberculosis, el ex presidente de Portugal Jorge Sampaio.

El ex presidente portugués citó un informe del Banco Mundial que calcula que las inversiones en curar la enfermedad pueden generar un retorno financiero "de nueve a quince veces superior".

El documento final del Foro también pidió una mayor colaboración mundial en las investigaciones para el desarrollo de nuevos fármacos menos tóxicos y más potentes que puedan reducir la duración del tratamiento (actualmente de seis meses) y de una nueva vacuna más eficiente que prevenga todas las formas de la enfermedad.