CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Asistentes a la discoteca fueron pisoteados al intentar huir del incendio

  • Río de Janeiro, 27 ene (EFE).- Una de las asistentes a la fiesta de la discoteca Kiss en la ciudad brasileña de Santa María explicó hoy que, tras declararse el incendio que dejó al menos 245 muertos, la gente se desesperó e intentó salir del recinto, pero muchos de ellos cayeron al suelo y fueron pisoteados en medio de la estampida.

Rousseff dejó la Cumbre y Chile por la tragedia en una discoteca

Rousseff dejó la Cumbre y Chile por la tragedia en una discoteca

Asciende a 245 el número de muertos por un incendio en una discoteca en Brasil

Asciende a 245 el número de muertos por un incendio en una discoteca en Brasil

Asciende a 245 número de muertos por un incendio en un discoteca en Brasil

Asciende a 245 número de muertos por un incendio en un discoteca en Brasil

Río de Janeiro, 27 ene (EFE).- Una de las asistentes a la fiesta de la discoteca Kiss en la ciudad brasileña de Santa María explicó hoy que, tras declararse el incendio que dejó al menos 245 muertos, la gente se desesperó e intentó salir del recinto, pero muchos de ellos cayeron al suelo y fueron pisoteados en medio de la estampida.

En declaraciones al Diario de Santa María, la mujer, que no fue identificada, dijo que ella se salvó por estar cerca de la única puerta de la discoteca, donde se celebraba una fiesta universitaria.

El número de víctimas mortales del incendio ocurrido la madrugada de hoy asciende al menos a 245, la mayoría de ellos por asfixia debido a la inhalación de humo, así como 48 heridos, según el último boletín divulgado por la policía.

Uno de los guardias de seguridad de la discoteca, Rodrigo Moura, de 20 años, explicó al mismo diario que se encontraba en el escenario en el momento en que la banda que se presentaba disparó una luz de bengala que presuntamente provocó el incendio y que tomó un extintor para contener las llamas, pero el artefacto no funcionó.

Según Moura, la discoteca Kiss estaba con el aforo máximo y calculó en entre 1.000 y 2.000 personas el número de asistentes al lugar.

Alberto Tessmez, un bancario que pasaba por el centro de Santa María en el momento del incendio, contó que cuando vio movimiento frente a Kiss, detuvo su automóvil y ayudó a salir del lugar a por lo menos 50 personas.

Según Tessmez, el humo en la discoteca era muy denso, lo que dificultaba la salida de los asistentes a la fiesta.

"Va a ser imposible que alguien en la ciudad no tenga algún conocido entre las víctimas", declaró la estudiante de Periodismo Michelle Falcão, quien relató a la prensa que dos amigas de sus hermanos estaban desaparecidas.

Falcão explicó que "hay mucha gente desesperada y llorando. Los hospitales también están llenos de personas que paran a los enfermeros con fotos de los familiares desaparecidos".