Aumenta a 22 personas el número de muertos en el incendio del albergue polaco

  • Varsovia, 14 abr (EFE).- El número de personas que fallecieron en la madrugada del lunes en el incendio del albergue de indigentes de Kamien Pomorski (noroeste de Polonia) ha ascendido a 22, según informó hoy a Efe el portavoz del gabinete de crisis del ayuntamiento de esta localidad, Jan Korowski.

Aumenta a 22 personas el número de muertos en el incendio del albergue polaco

Aumenta a 22 personas el número de muertos en el incendio del albergue polaco

Varsovia, 14 abr (EFE).- El número de personas que fallecieron en la madrugada del lunes en el incendio del albergue de indigentes de Kamien Pomorski (noroeste de Polonia) ha ascendido a 22, según informó hoy a Efe el portavoz del gabinete de crisis del ayuntamiento de esta localidad, Jan Korowski.

Según Korowski, todavía se busca a una adolescente registrada en el albergue que no ha vuelto a aparecer tras la tragedia. Entre los 22 muertos hay seis niños.

"En el incendio fueron rescatadas 54 personas", explicó Korowski para añadir que la policía intenta localizar aún a la joven de 15 años desaparecida, que, según algunos testigos, escapó del hospital al que fue trasladada en estado de "shock" tras el incendio.

Mientras, todavía permanecen ingresadas catorce personas, entre ellas un bebé de ocho meses que sufre quemaduras.

En el momento del incendio, estaban registradas en el albergue 77 indigentes, entre ellos un número indeterminado de niños, que fueron sorprendidos por el fuego mientras dormían después de celebrar el Domingo de Resurrección, una fiesta que en Polonia se conmemora hasta bien entrada la noche.

Además de estas personas registradas, no se descarta que más gente pudiese encontrarse en el edificio de visita, algo que esclarecerán los análisis de ADN.

Algunos de los indigentes, que lograron salvar su vida arrojándose desde las ventanas, aseguraron a los medios locales que las puertas de acceso a las escaleras de emergencia estaban bloqueadas, lo que dejó encerrados a muchos de los alojados y les impidió huir del humo y las llamas.

El portavoz de bomberos, Daniel Kopalinski, lamentó que el incendio fuera comunicado tarde, lo que les impidió actuar con mayor eficacia.

"Cuando llegamos el fuego era tan grande que ya no se podía hacer nada, sólo intentar salvar a las víctimas", declaró a la prensa local uno de los miembros del equipo de rescate, que aseguró que el edificio quedó envuelto en llamas "como una cerilla", en apenas unos minutos.

El edificio, construido en los setenta como un hotel para trabajadores, ardió rápidamente debido a su estructura de madera y a la presencia de materiales altamente inflamables en su interior.

Hoy ha comenzado el primero de los tres días de luto nacional decretados por el presidente de Polonia, Lech Kaczynski.