Australia.- Las víctimas en Australia aumentan a 181 mientras los bomberos luchan contra 25 fuegos activos

El Gobierno destinará la cantidad designada para el plan de estímulo económico a paliar los efectos del fuego y las inundaciones SIDNEY, 10 (EUROPA PRESS) El balance de víctimas mortales por los grandes incendios que están arrasando el sureste de Australia ya supera las 180 y otras 50 personas continúan desaparecidas mientras los bomberos luchan por controlar los 25 fuegos que continúan activos en el estado de Victoria, el más afectado por las llamas. El ministro principal de Victoria, John Brumby, subrayó hoy que las previsiones del Gobierno son que el número de fallecidos exceda los 200 por unos incendios que ya se han convertido en el peor desastre natural de la Historia de Australia: más de 3.000 kilómetros cuadrados de bosque bajo quemado y más de 900 hogares destruidos. Según explicó Brumby en declaraciones recogidas por la emisora local ABC News, decenas de muertos en los incendios de Victoria todavía no han podido ser identificados. Los expertos aún tienen que identificar más de 50 cadáveres, la mayoría de las llamas que lo arrasan todo al norte de Melbourne. Por otro lado, el jefe del Gobierno estatal señaló que ha designado a la jefe de Policía de Victoria Christine Nixon como coordinadora de la ayuda a las comunidades para su reconstrucción tras el paso del fuego. "Mi misión es reconstruir esas comunidades y Christine Nixon es la mejor persona que me puede asistir en esta tarea", señaló. AYUDA SACADA DEL PLAN DE ESTÍMULO Por su parte, el primer ministro australiano, Kevin Rudd, anunció hoy que la cantidad designada para el plan de estímulo económico para hacer frente a la crisis financiera se destinará finalmente a paliar los efectos de los incendios en Victoria y de las inundaciones en el estado de Queensland, en el norte del país. Además, confirmó un fondo extra para ayudar a las víctimas de estos desastres naturales y ha señalado ante el Parlamento que el Gobierno ha recibido ofertas de ayuda y condolencias que llegan de todo el mundo. Sin embargo, el líder de la oposición, Malcolm Turnbull, exigió que el Ejecutivo dedique a paliar los efectos de los incendios e inundaciones una ayuda económica distinta a la del plan de estímulo económico. "Animamos al Gobierno a que dirija la ayuda a estas comunidades de forma separada a otras medidas", indicó. El primer ministro se volvió a referir hoy a los causantes de los incendios, muchos de los cuales se sabe que fueron provocados, y los calificó como gente diabólica que ha cometido un acto "incomprensible". En su opinión, "no hay excusa para esto", e insistió en definir el incendio como un "crimen masivo y a gran escala".