Cinco municipios del Occidente asturiano no registraron ningún incendio en los últimos dos años

OVIEDO, 9 (EUROPA PRESS)

Asturias cerró el año 2008 con un total de 1.741 incendios forestales, de los que un 44% quedaron reducidos a conatos, lo que supone que la superficie calcinada fue menor a una hectárea. A pesar de que el Occidente es una de las áreas más boscosas y, por tanto, de las de mayor riesgo de incendios, cinco municipios de esta zona llevan sin registrar ningún incendio forestal en los dos últimos años.

Según informó el Principado a través de una nota de prensa, en concreto, en Castropol, El Franco, Muros de Nalón, Santa Eulalia de Oscos y Taramundi no se contabilizó ningún incendio ni el pasado año 2008 ni tampoco en el ejercicio de 2007.

Las causas que justifican estos buenos resultados hay que buscarlas, según el Principado, en la coordinación y cooperación de las distintas administraciones, las labores de prevención y sensibilización que se están desarrollando desde el Gobierno del Principado de Asturias y en una creciente concienciación ciudadana de respeto medioambiental.

De este modo, se está observando una mayor implicación y colaboración de la ciudadanía en el momento de alertar a los servicios de emergencia, lo que permite movilizar con más rapidez y precisión los medios necesarios para sofocar el incendio. La eficaz labor de las entidades públicas '112-Asturias' y 'Bomberos de Asturias' ha permitido que en el primer trimestre de este año, cuatro de estos cinco municipios del Occidente asturiano, continúen sin registrar ningún incendio forestal: El Franco, Muros del Nalón, Santa Eulalia de Oscos y Taramundi.

En lo que se refiere a Castropol, y según los datos provisionales disponibles, el concejo registró hasta el pasado mes de marzo sólo cuatro incendios forestales que, en total, calcinaron 12 hectáreas. La superficie quemada se correspondió en su mayor parte con matorral y monte bajo.