El Cabildo de Tenerife convoca en la Cámara de Comercio a empresarios para que inviertan en el 'negocio' de la basura

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 (EUROPA PRESS) La aprobación del Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos de Tenerife ha llevado a la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de la provincia a celebrar un encuentro con el redactor del documento, el Cabildo, y una veintena de empresarios para hablar de la basura, su tratamiento y el reciclaje como nichos de negocio. Así lo indico el responsable de Medio Ambiente de la cámara, Diego Vega, quien indicó que este documento permite abrir oportunidades a los empresarios con el tratamiento de los residuos, reconociendo que este tipo de industria genera valor añadido. La vicepresidenta del Cabildo de Tenerife, Mónica Méndez, en esta misma línea defendió además el interés de la administración insular en lograr que los beneficios que se generan, así como la puesta en marcha de este tipo de iniciativas cuente con el apoyo de empresarios canarios. "Lejos de la globalización queremos que se invierta la curva y contar con autónomos y pequeñas empresas que puedan poner en marcha los tratamientos de las basuras", reconoció el técnico de la administración insular, Francisco Hernández. "Se trata de dar mucha participación al pequeño y mediano empresario en la gestión de residuos", defendió Méndez que reconoció la necesidad de poner en marcha este tipo de infraestructuras para que el documento no quede "en papel mojado", sino que logre los objetivos previstos para el 2010. Reconoció, en este sentido, que "es lo más complicado". Vega junto con Méndez valoraron la inclusión en el documento de Observatorios y la participación de la ciudadanía en el control del plan, así como el cumplimiento de los objetivos de este plan. El técnico insular insistió, por otra parte, que la actual gestión de los residuos puede suponer un coste de 120 millones de euros y la creación de miles de puestos de trabajo, como un punto en favor de este tipo de negocios, así como su rentabilidad.