El dispositivo de búsqueda incorpora nueve perros de la Guardia Civil

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS) En la jornada de mañana se incorporarán al dispositivo de búsqueda puesto en marcha para la búsqueda del cuerpo sin vida Marta del Castillo nueve perros de la Guardia Civil, cinco de ellos especialistas en grandes superficies para la localización de personas y otros dos especialistas en búsqueda de cadáveres. Precisamente, uno de estos nueve canes ha sido el que ha localizado con vida hoy en Jaén a un vecino de Villatorres que permanecía desaparecido desde el domingo. Fuentes de la investigación explicaron a Europa Press que los nueve perros, cinco de ellos tienen base permanente en Sevilla y otros dos son del Servicio Central de Madrid. De esta manera, está previsto que ayuden en las labores de rastreo por los márgenes del río Guadalquivir, con especial atención al tramo comprendido entre Sevilla y Lebrija. Por el momento, Guardia Civil, Policía Nacional, Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía, Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla y la Unidad Militar de Emergencia (UME) continúan con el dispositivo habilitado para la búsqueda de Marta del Castillo en unos 80 kilómetros del cauce del río Guadalquivir, concretamente desde Camas (Sevilla) hasta la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). A la búsqueda se sumaron ayer 80 soldados de la Unidad Militar de Emergencia (UME), que recorren a pie las márgenes del río "minuciosamente", porque "hay mucho cieno y mucho fango". El dispositivo está compuesto por efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEOS) y los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) y un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía; buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), embarcaciones del Servicio Marítimo y otro helicóptero de la Guardia Civil; efectivos de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional de la Junta de Andalucía; Bomberos; Protección Civil; y personal de la Autoridad Portuaria. Además, participan un total de 12 embarcaciones y 30 buzos, dos de los cuales viajan a bordo de los dos helicópteros para lanzarse al agua cuando divisen algo sospechoso. La búsqueda está dividida en cuatro tramos: desde la pasarela donde Miguel C.D. confesó haber lanzado el cadáver de Marta, zona en la que hay un importante número de inmersiones por parte de los buzos, hasta el puerto deportivo de Gelves; desde allí hasta el casco urbano de La Puebla del Río; desde este municipio hasta la estación de bombeo del mármol; y la última, la más larga con 40 kilómetros de longitud, que llega hasta la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde está actuando una embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.