El fuego consume 77 casas en California

SANTA BÁRBARA, EEUU (Reuters) - Ayudados por un clima más frío y húmedo, los bomberos de California han ganado terreno al incendio forestal que ha destruido 77 viviendas en este estado desde que se inició hace casi una semana, aparentemente debido al empleo de herramientas eléctricas.

Hasta el domingo, los bomberos habían establecido líneas de contención en torno a dos tercios del incendio, que ha arrasado 3.520 hectáreas de las colinas de Santa Bárbara, una pintoresca localidad costera situada 145 kilómetros al noreste de Los Ángeles, según informaron las autoridades a la prensa.

Menos de un tercio de las llamas estaban controladas el sábado en la noche, después de que amainaran los vientos secos y cálidos que soplaban de manera errática, dando paso a temperaturas más bajas, niebla y bruma proveniente del océano. Los bomberos también lograron avances durante la noche.

Con la amenaza inmediata a la ciudad contenida por el momento, se permitió a la mayoría de los 15.000 evacuados volver a sus hogares, aunque se les advirtió de que permanezcan listas para huir en cuanto se les dé aviso.

"Aún no estamos fuera de peligro", dijo Kelly Goethe, del Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California. "Una pequeña chispa en vientos de 80 kilómetros por hora y estaremos de vuelta a donde estábamos hace dos días", agregó.

Goethe dijo que los peligrosos vientos que se registran a la caída de la noche, que suelen soplar desde el desierto y a través de los puertos de montaña, podrían reaparecer en los próximos días. Por ese motivo, gran parte de los 4.200 efectivos que se encuentran en la línea de fuego permanecerán en su puesto.

Tras las declaraciones de Goethe, los bomberos del estado emitieron un comunicado que indica que la causa del incendio "parece estar relacionada con el uso de herramientas eléctricas de desbroce".

En el comunicado se solicita a los ciudadanos que aporten cualquier información que posean sobre personas que puedan haber participado en actividades de esa naturaleza cerca de la senda donde comenzó el fuego.

Unas 30.500 personas, cerca de un tercio de la población de Santa Bárbara, fue obligada a evacuar sus hogares el viernes, cuando el fuego alcanzó su nivel más peligroso.

De acuerdo con las últimas estimaciones, el llamado "incendio Jesusita", el cuarto más grande que ha afectado a Santa Bárbara en los últimos dos años, ha destruido 77 viviendas y dañado otras 22. Las autoridades señalaron que 500 viviendas se han visto amenazadas.

No se han registrado víctimas civiles en el incendio, que comenzó el martes, pero 18 bomberos han resultado heridos. Tres de ellos sufrieron quemaduras graves e inhalación de humo el miércoles, cuando se vieron rodeados por las llamas.