ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El rastreo de cadáveres sigue pasado un mes de los incendios en Australia

  • Sídney (Australia), 11 mar (EFE).- Pasado más de un mes desde que estallaron los incendios en el estado australiano de Victoria, la búsqueda de cadáveres empezó hoy en Marysville, donde se conocen 45 víctimas mortales, cuando la lista oficial de muertos se ha detenido en 210, aunque las autoridades no descartan que aumente.

El rastreo de cadáveres sigue pasado un mes de los incendios en Australia

El rastreo de cadáveres sigue pasado un mes de los incendios en Australia

Sídney (Australia), 11 mar (EFE).- Pasado más de un mes desde que estallaron los incendios en el estado australiano de Victoria, la búsqueda de cadáveres empezó hoy en Marysville, donde se conocen 45 víctimas mortales, cuando la lista oficial de muertos se ha detenido en 210, aunque las autoridades no descartan que aumente.

"Estamos asumiendo que vamos a encontrar más (muertos) y nos preparamos para afrontar esta eventualidad", declaró a la radio 3AW, el brigadier Michael Arnold, jefe del grupo de 110 soldados que colabora con la policía y los forenses en las tareas de localización de víctimas.

"Básicamente, registramos todo el lugar, cada una de las viviendas que permanecen en pie y, en las que han sido destruidas, levantamos los escombros y revisamos", explicó Arnold.

Las operaciones en Marysville, a unos 150 kilómetros al noreste de Melbourne, la capital de Victoria, y una de las poblaciones más dañadas por los incendios, durarán previsiblemente hasta el 20 de marzo.

El objetivo de esta búsqueda exhaustiva es asegurar que se ha hecho todo lo posible para estar seguros de que no quedan restos humanos olvidados en las zonas calcinadas por las llamas.

Reservistas de los estados de Nueva Gales del Sur, Australia del Sur y Australia Occidental comenzaron a colaborar en estas tareas hace diez días y desde entonces han trabajado en Castella, Toolangi, Steels Creek, Chum Creek y Dixons Creek.

Además de las 210 víctimas mortales, los incendios forestales que arrancaron el 7 de febrero destruyeron más de 2.000 casas, quemaron 455.000 hectáreas de terreno, principalmente bosques, y dejaron a unas 7.000 personas desplazadas.