Equipo de trabajo del Pozo del Llano (Gran Canaria) enviará los últimos restos a la ULPGC para su identificación

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 (EUROPA PRESS)

El equipo de trabajo de la excavación de Pozo del Llano de Las Brujas, dentro del término municipal de Arucas, en Gran Canaria, enviará durante los próximos días los últimos restos de los 24 individuos hallados en el interior del pozo a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) para su identificación, según manifestó a Europa Press la vicepresidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Arucas, Balbina Sosa.

"Los 24 que ya habían exhumado se están trasladando a la Universidad y ya se están trasladando los últimos restos para su identificación genética", dijo mientras indicó que también se tomarán las pruebas de ADN en la zona norte de Gran Canaria, principalmente en Gáldar.

De esta manera, en la excavación en el Pozo del Llano de Las Brujas, --única excavación donde se trabaja en la actualidad en Gran Canaria--, se han localizado hasta el momento los restos de un total de 24 personas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Arucas reinició las acciones a mediados del mes de febrero, después de que el Consistorio cesara las acciones por falta de presupuesto a finales del pasado mes de diciembre.

Desde el pasado 16 de junio --cuando comenzaron las labores arqueológicas-- se han encontrado numerosos casquillos que corresponden a fusiles y pistolas, mientras que los restos óseos se encuentran en "muy buenas" condiciones a pesar de las múltiples fracturas que presentan.

El pasado 31 de octubre se encontraron los primeros restos humanos, mientras que una vez realizado el hallazgo, se dio aviso a la Asociación de la Memoria Histórica de Arucas y se comunicó lo que se había encontrado al Juzgado de Instrucción de Arucas, así como al puesto de la Guardia Civil, según se preceptúa en la Ley. Ya en la primera fase de los trabajos, a mediados de mes de junio, se encontraron, en el exterior de la excavación diversos materiales, como una medalla, un botón y una bala.

En este sentido, los trabajos continuaron hasta el pasado mes de diciembre, cuando se tuvo que paralizar la excavación debido a la falta de dinero, aunque la actividad se retomó en febrero, tiempo en el que se hallaron más restos hasta completar los 24 encontrados en la actualidad. Finalmente, está previsto que los trabajos se prolonguen hasta el mes de junio.