Gobernación inicia un curso para brigadistas que reforzarán las labores de extinción de incendios

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Gobernación, a través del Ivaspe, inició hoy un curso de Nueva Incorporación dirigido a las brigadas de emergencias de refuerzo, que en el mes de junio o julio y por un periodo de tres, cuatro o cinco meses, se sumarán a las labores de extinción de incendios que puedan producirse en el medio rural a lo largo y ancho de la Comunitat durante los meses más calurosos del año, según avanzó en un comunicado la directora general de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias, Irene Rodríguez.

Rodríguez explicó que este curso, que cuenta con un total de 40 horas de duración, consiste en enseñar la teoría y las prácticas "básicas e imprescindibles" sobre la extinción de incendios forestales en el medio rural. Para ello, los 21 brigadistas de esta edición recibirán los contenidos teóricos en el Parque de Bomberos de la localidad valenciana de Chiva durante los tres próximos días, mientras que el jueves y el viernes estarán dedicados a la realización de las prácticas en el Campo de Tiro del mismo municipio.

Gobernación ha programado seis ediciones del curso de Nueva Incorporación sobre el servicio de extinción de incendios forestales en el medio rural, que se llevarán a cabo en las tres provincias de la Comunitat durante los meses de mayo y junio, lo que supone que alrededor de 171 brigadistas recibirán esta formación.

Así, además del curso que comienza hoy en Chiva, en la provincia de Valencia se llevarán a cabo otros dos cursos más, uno en la localidad de Cheste, al que está previsto que asistan alrededor de 37 personas en junio, por lo que estos brigadistas se incorporarán a sus tareas en el mes de julio, y otra edición, también en el mes de junio, en Castelló de Rugat que contará con 25 alumnos.

En la provincia de Alicante se celebrará un único curso en junio para 32 personas, mientras que la de Castellón contará con dos ediciones, una en mayo, a la que está prevista la asistencia de 28 personas y otra en junio que contará con otros 28 brigadistas de nueva incorporación.

Irene Rodríguez explicó que en este curso de Nueva Incorporación sobre el servicio de extinción de incendios forestales y otras emergencias del medio rural, los brigadistas "desarrollan un total de 40 horas de formación, de las cuales 14,5 horas corresponden a las jornadas de prácticas, en las que los alumnos aprenderán el sistema de comunicaciones que emplean durante la extinción de un incendio, las características y elementos de las autobombas y a desenvolverse con eficacia en el manejo de las diferentes herramientas, la lanza o el tendido de manguera, entre otras labores".

Los alumnos dedicarán una mañana de prácticas al embarque y desembarque, así como a un vuelo de acomodación en helicóptero de unos 10 minutos, para que los brigadistas se familiaricen y conozcan los procedimientos y normas de seguridad de este medio aéreo, clave en la extinción de un incendio forestal.

"El que los brigadistas reciban conocimientos sobre el embarque y desembarque del helicóptero se debe a que puede ser de gran utilidad para los brigadistas en el caso de que la orografía del terreno afectado por un incendio les impida trasladarse en sus propios medios terrestres, por lo que son trasladados en helicóptero, de ahí la necesidad de que tengan las nociones básicas para velar por la seguridad de todos ellos", incidió.

Las clases prácticas serán impartidas por el personal del Consorcio de Bomberos correspondiente de cada provincia de la Comunitat. Respecto a las clases teóricas correrán a cargo del personal cualificado de la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias y por trabajadores de la empresa Tragsa.

12.000 EFECTIVOS EN VERANO

Por último, Irene Rodríguez recordó que la Generalitat ha previsto un dispositivo de prevención y extinción de incendios integrado por más de 12.000 efectivos de emergencia, que a partir del próximo 1 de junio, vigilarán por tierra y aire los montes de la Comunitat.

Como novedad este año, tres aviones semipesados Air Tractor de la Generalitat realizarán rutas de vigilancia forestal en nuestros montes cuando la conselleria de Gobernación decrete nivel 2 ó 3 de Preemergencia ante el riesgo de incendios forestales, con la peculiaridad de que contarán con cámaras de infrarrojos que permitirán detectar los puntos calientes de suelo y vegetación de manera que se detectará con mayor rapidez cualquier conato de incendio.