La alarma de incendio en la sede de la Comisión Europea saltó por una "fuga de agua caliente", según los bomberos

BRUSELAS, 27 (EUROPA PRESS)

La alarma de incendios que saltó poco después de las 11:00 horas de hoy en la sede de la Comisión Europea en Bruselas se debió a una "fuga de agua caliente" y no a un incendio, como había sido el caso en este mismo edificio el pasado 18 de mayo, según informó un portavoz de los bomberos de la capital belga.

El edificio Berlaymont, donde está la Comisión Europea, había sido evacuado inmediatamente después de que sonara la alarma en medio de una rueda de prensa del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, y el de Mercado Interior, Charles McCreevy, para informar de las propuestas para reformar el sistema comunitario de supervisión financiera.

Según explicó un portavoz de los bomberos, la alarma saltó "por una fuga de agua caliente en una caldera". Dicho suceso, precisó, "ha herido a una persona, que ha sido evacuada en ambulancia" al hospital pero que no presentaría heridas de gravedad.

"No hay ningún fuego" y lo ocurrido "no está relacionado con el incendio anterior", aclaró el portavoz. De hecho, los camiones de bomberos que se habían desplazado inmediatamente al lugar de los hechos ya lo han abandonado. Sin embargo, aún no está claro cuándo volverá a abrir sus puertas el edificio.

Esta es la segunda vez en poco más de una que el edificio Berlaymont es evacuado después del pasado día 18, cuando se produjo un incendio. La sede de la Comisión Europea había permanecido cerrada hasta este lunes para que se llevaran a cabo las labores de reparación necesarias tras el incendio. El siniestro anterior no provocó heridos pero sí algunos daños materiales en los locales técnicos de los pisos 13 y 14.