La CHE licita actuaciones para prevenir incendios forestales en el monte de Santolea, en la provincia de Teruel

TERUEL, 31 (EUROPA PRESS) La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ejecutará a lo largo de este 2009 una actuación para prevenir incendios forestales en el monte de Santolea, en la provincia de Teruel, que está gestionado por el organismo de Cuenca. Los trabajos supondrán una inversión de 266.893 euros y tienen un plazo de ejecución de tres meses. Los trabajos se realizarán en 71,76 hectáreas de terreno con actuaciones concretas para la prevención de incendios y para evitar la erosión de los terrenos por los barrancos, según informó la CHE en una nota de prensa. Estas labores fomentarán el desarrollo de las localidades del entorno con el empleo que crearán, tanto durante la obra, como para su mantenimiento. Además de un tratamiento de la cobertura, se considera necesario una mejora de las infraestructuras, como cortafuegos y pistas forestales. Estas obras se integran en un proyecto general cofinanciado por países del Espacio Económico Europeo y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. En total se recogen trabajos en 24 montes entre este año y 2010 con un presupuesto de 5.984.595 euros. La aportación europea procede de Islandia, Liechtenstein y Noruega, a través del Mecanismo de Financiación establecido por el Espacio Económico Europeo, y asciende a 3.000.077 euros. Por su parte, el Ministerio destina al proyecto los 2.984.518 euros restantes. Actualmente, además de la actuación en Santolea, ya se ha anunciado la licitación de cuatro proyectos, en el monte de Gerbe y Griebal, en Huesca, donde se actuará en 61,3 hectáreas; en el monte de Pardina Miranda, en Zaragoza, con una actuación en 29,4 hectáreas; en Las Dehesas de Zaragoza, con una actuación en 76,1 hectáreas y en los montes Blacafort, Canelles, Tragó de Noguera y Boix, en Lleida, donde se trabajará en 92,18 hectáreas de monte. Estas actuaciones suponen una inversión total de 1.556.440 euros. La Confederación gestiona directamente 22.240 hectáreas de monte, la mayoría bosques reforestados para la protección de laderas junto a embalses y barrancos. Estas zonas, por la falta de actividad selvícola, han desarrollado un exceso de cobertura que supone un peligro para la propagación de incendios forestales. Para ello se procederá a crear fajas auxiliares a los bordes de las pistas forestales y los cortafuegos, con una anchura de unos 20 metros a cada lado, donde se reducirá la vegetación para evitar la propagación de los incendios; abrir nuevos cortafuegos y conservar los antiguos; realizar tratamientos selvícolas de clareos, podas y desbroces y establecer nuevos puntos de agua. Aunque la mayoría de los montes de la Confederación se encuentran cerca de embalses o ríos, en algunos casos, por ejemplo, el monte de Ordolés y Fatás, en Jaca (Huesca) no tienen tomas directas de agua, por lo que se procederá a crear un punto de agua. Además, se editarán trípticos educativos para la población de los municipios, se instalarán paneles informativos en los montes y se realizarán charlas aclaratorias sobre el objetivo de las actuaciones en general, y en cada uno de los montes en particular.