La Policía encuentra más cadáveres de los incendios de Australia

  • Sídney (Australia), 16 feb (EFE).- La Policía de Australia informó hoy de que ha sacado más cadáveres de las zonas arrasadas por los incendios en el Estado sureño de Victoria, pero dijo que no los sumará a la lista oficial de 181 muertos hasta que no sean identificados.

La Policía encuentra más cadáveres de los incendios de Australia

La Policía encuentra más cadáveres de los incendios de Australia

Sídney (Australia), 16 feb (EFE).- La Policía de Australia informó hoy de que ha sacado más cadáveres de las zonas arrasadas por los incendios en el Estado sureño de Victoria, pero dijo que no los sumará a la lista oficial de 181 muertos hasta que no sean identificados.

Las autoridades creen que el número total de muertos superará los 200 porque tienen más de 50 personas dadas por desaparecidas.

El proceso de identificación es muy complicado porque los restos, en muchos casos, fueron calcinados casi por completo, por lo que habrá situaciones en que los familiares esperarán más de un mes para proceder a su entierro, según los expertos.

Ocho incendios arden sin control en Victoria, pero no amenazan directamente a ninguna zona poblada.

Los bomberos enviados por Nueva Zelanda intervinieron hoy en el frente de Yarra con técnicas "secas", que son útiles en bosques de eucaliptos porque no utilizan agua y emplean como medidas de contención quema controlada y cortafuegos subterráneos, este último para evitar que el fuego se propague por las raíces.

El portavoz de los bomberos, Russell Rees, indicó que las previsiones meteorológicas son favorables, pero el bosque continúa estando muy seco y es muy fácil que se reanimen los incendios si el viento sopla en cualquier momento.

Los fuegos, algunos provocados, comenzaron el 7 de febrero cuando la región meridional de Australia llevaba dos semanas bajo una ola de calor sin precedentes.

Además de los 181 muertos oficiales, los incendios destruyeron 1.800 casas, arrasaron 455.000 hectáreas de terreno y causaron 7.000 personas desplazadas.