Las riberas del Jalón y el sendero verde de Calatayud registran una decena de pequeños incendios en una semana

CALATAYUD (ZARAGOZA), 20 (EUROPA PRESS)

Los Bomberos de Calatayud han tenido que atender en la última semana unos diez focos de fuego en el casco urbano de la ciudad, unos incendios cuya causa parece estar en actos vandálicos y que afectan principalmente a puntos de la ribera del Jalón y del sendero verde de la ciudad.

El fuego de estos incendios, aunque de pequeña envergadura, se extiende rápidamente en esta época del año debido a la gran cantidad de semillas que liberan en estos días las flores de los chopos, especie muy común en Calatayud, explica el Consistorio bilbilitano en un comunicado.

Los conatos de incendio que se han producido en estos días se localizan en los lugares de mayor concentración de este material y próximos a las riberas del Jalón y a zonas de habitual uso de recreo de los ciudadanos de Calatayud.

Éste es el caso del último de los incendios que se han producido en estos días, concretamente el que tuvo lugar el mediodía del lunes 18 de mayo en el parque Margarita, al inicio del sendero verde. El fuego afectó a unos cien metros y arrasó mobiliario urbano --vallas de madera que limitan el sendero verde-- y árboles plantados en los últimos meses.

Esta situación se ha repetido en otros puntos de la ribera y del entorno del sendero verde, "zonas que han quedado muy dañadas y que son muy utilizadas por los ciudadanos", explica el alcalde de Calatayud, Víctor Ruiz.

Por este motivo, Ruiz se ha puesto en contacto con el Ministerio de Medio Ambiente para solicitar "el adecentamiento de las zonas dañadas y la sustitución de las especies arbóreas calcinadas a través de un Plan de Riberas para el casco urbano".

La mayor parte de estos pequeños incendios se concentraron el fin de semana del 16 al 18 de mayo, en el que registraron hasta 7 focos de fuego en puntos dispares de la ciudad. Dos de ellos, el sábado, afectaron al paraje de Anchada, quemando parte del mobiliario urbano del sendero verde, protecciones, cañaverales, maleza y árboles de ribera. En total, quedaron arrasados 500 metros lineales de ribera, incluidos árboles plantados hace un año.