LM

MÉRIDA/TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, señaló hoy que la administración regional está preparando sendos acuerdos para la extinción de incendios con Castilla-La Mancha y Andalucía.

Asimismo, anunció que el borrador de colaboración ha sido consensuado con el Gobierno de Castilla y León, en esta misma materia, y por el que se ampliará el ratio de acción de dos kilómetros a cinco, en las dos comunidades autónomas, según informó la Junta en un comunicado de prensa.

El Gobierno regional recuerda además que la franja de actuación conjunta con Portugal, en caso de incendio, ya fue ampliado de cinco a quince kilómetros en virtud del acuerdo firmado en Braga durante la cumbre hispano-lusa del pasado mes de enero.

Por otro lado, el titular extremeño de Industria, Energía y Medio Ambiente anunció hoy que el próximo día 1 de junio se iniciará en Extremadura el período de Peligro Alto de Incendios, que se prolongará hasta el 15 de octubre, según acordó hoy el Comité de Dirección del Plan de Lucha contra Incendios Forestales (Infoex)..

La reunión, celebrada en Mérida, fue presidida por el titular de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, quien se mostró "cauteloso" respecto a las previsiones de la campaña dada la escasez de lluvias de los últimos meses, lo que ha provocado que haya menos humedad tanto en el suelo como en la vegetación.

Según indicó la Junta en su nota, Navarro indicó que "se dan todas las condiciones para que el fuego, de producirse, se propague muy rápidamente, y el viento dominante de los últimos días tampoco está ayudando, porque provoca más sequedad en el monte y en el campo".

INCENDIOS PRODUCIDOS EN 2009

Respecto al número de incendios producidos en lo que va de año, el consejero señaló que se han declarado 388 incendios forestales, 28 en la provincia de Badajoz y 360 en la cacereña, con una superficie total afectada de 339,899 hectáreas, fundamentalmente de matorral y pasto, lo que representa un aumento del 83,89 por ciento respecto del año anterior. Si bien, la mayoría, el 70,88 por ciento, fueron conatos.

Navarro destacó que la mayoría de los incendios que se producen en la comunidad autónoma "tiene su origen en el factor humano, bien por negligencia o mala gestión en las labores en el campo, bien por ser intencionados", por lo que recomienda observar todas las medidas de seguridad y recuerda la prohibición "absoluta" de efectuar quemas de pastos o rastrojos durante la época de peligro alto de incendios.

Por último, José Luis Navarro se mostró convencido de que "prevenir en invierno es igual que extinguir en verano" y por ello la Administración regional incluye en sus políticas forestales la prevención de los incendios.

"Es una labor que realizan los agentes forestales durante todo el año, creando pistas forestales, cortafuegos, preparando los montes, evitando la acumulación de restos, y gestionando adecuada y razonablemente las zonas forestales", explicó.

"Toda esa tarea callada que los agentes forestales llevan a cabo a lo largo de muchos meses, junto con el esfuerzo inversor que realizamos las diferentes Administraciones públicas en reforestación y con nuevas plantaciones con especies autóctonas, de manera que no se pierda humedad en verano, es la labor más importante para prevenir los incendios", añadió el consejero.

Asimismo, indicó que "hay otra parte de sensibilización social y educación, que corresponde a la sociedad, porque una mala gestión o una imprudencia se paga caro, no sólo en lo económico, sino en el aspecto ambiental, ya que el bosque tarda varias decenas de años en recuperarse", concluyó.