Más de 3.000 personas se quedan sin hogar en Malasia por un incendio en el recinto de la ONU donde se alojaban

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Más de 3.000 personas se han quedado sin hogar debido a un incendio que ha arrasado casi 800 viviendas del recinto del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) donde se alojaban en la isla de Labuan, al norte de Borneo.

Ésta es la segunda vez desde 2002 que este recinto de ACNUR, que acoge a ciudadanos malasios y filipinos, sufre un incendio. Quienes vivían allí se han trasladado a refugios provisionales en el Ayuntamiento de Labuan. En esta isla viven miles de filipinos que se refugiaron allí tras huir de su país en la década de los años 70 y principios de los 80.

Un responsable del Cuerpo Estatal de Operaciones de Incendio y Rescate, Hasnah Rashid, declaró a la agencia de noticias malasia Bernama que "casi el 80 por ciento de las casas han quedado totalmente destruidas" y que en la extinción del fuego han participado 130 bomberos.