Más de 30.000 evacuados y casi 7.000 hectáreas consumidas por el fuego en Santa Bárbara (Estados Unidos)

NUEVA YORK, 8 (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

El primer incendio de grandes proporciones de la temporada que se desató el martes pasado en el sur de California continúa imparable, y ha obligado a evacuar a más de 30.000 personas, ha arrasado ya unas 75 viviendas y casi 7.000 hectáreas de terreno han sido consumidas por el fuego en las colinas del condado de Santa Bárbara, donde residen muchas estrellas de Hollywood.

En estos momentos cerca de 2.300 bomberos están trabajando en las tareas de extinción, y para ello cuentan con el apoyo de 246 camiones, 10 aviones cisterna y 15 helicópteros, todo un equipo humano y técnico para intentar apagar un incendio del que todavía se desconocen sus causas, según informa el diario 'Los Angeles Times'.

Once bomberos han sufrido heridas, tres de ellos en estado grave hospitalizados para recibir atención médica por quemaduras de segundo y tercer grado e inhalación de gases tóxicos. El jefe del Cuerpo de Bomberos de Santa Bárbara, el capitán Tom Franklin, explicó que el gran problema que tienen es que están realizando su trabajo en condiciones extremas porque el fuego está en zonas de difícil acceso.

Además, cuando parecía que lo peor del incendio ya había pasado, las condiciones climatológicas han tirado por la borda parte de los esfuerzos previos para controlar el fuego ya que las fuertes ráfagas de viento, que en algunos puntos han llegado hasta los 100 kilómetros por hora, han avivado las llamas en muchos frentes.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, reconoció hoy que este nuevo incendio es un "gran desafío" para todos y prometió poner a disposición los recursos que sean necesarios para luchar contra el fuego a pesar de la crisis presupuestaria que vive su estado. "Ahora estamos al cien por cien detrás de la gente de Santa Bárbara", afirmó la antigua estrella de Hollywood.

Uno de los vecinos afectados por el incendio, cuya vivienda ha sido pasto de las llamas en las últimas horas, describió la escena como algo "dantesco" y no podía contener las lágrimas al explicar ante las cámaras de televisión que se trataba de su casa de toda la vida. "Ahora no tenemos nada, y no sé cómo vamos a salir adelante con esta crisis", explicó.

Schwarzenegger decretó el miércoles por la noche el estado de emergencia para combatir el incendio en esa zona del sur de California, donde todos los años se viven escenas parecidas a las de estos días. El gobernador realizó ayer un recorrido por la zona afectada para evaluar los primeros daños y comprobar sobre el terreno el estado de las labores de extinción.