Tres aviones Air Tractor llevarán cámaras infrarrojos para detectar los conatos de incendios en la Comunitat

Más de 12.000 efectivos conforman el dispositivo de este verano, que cuenta con un presupuesto de 110 millones

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

Los tres aviones Air Tractor de la Generalitat incorporarán como novedad en esta campaña estival de Prevención de Incendios cámaras de infrarrojos, lo que permitirá tanto detectar cualquier conato de incendio con mayor rapidez como seguir a tiempo real su evolución y de este modo mejorar el diseño de la estrategia de extinción.

Este anuncio lo realizó hoy el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, en la presentación, junto al conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, de la campaña estival de Prevención y Extinción de Incendios, que este año cuenta con un presupuesto de 710 millones de euros, un 5,8 por ciento más.

Al respecto, explicó que estos aviones trasmitirán las imágenes que graban a tiempo real tanto al Centro de Coordinación de Emergencias como al Puesto de Mando Avanzado. Así, destacó que esta nueva tecnología permitirá con "mayor rapidez" no sólo localizar un fuego en sus primeros instantes, sino una vez declarado ver cómo se desarrollo para diseñar el operativo de extinción y cuando esté controlado delimitar los puntos calientes para refrescar estas zonas y evitar así que se reavive.

Asimismo, las imágenes grabadas servirán también en la investigación de las causas. Además, estos aviones van cargados con agua y retardante, por lo que desde el momento en el que detectan una columna de humo realizan la primera descarga.

Castellano señaló que otra de las novedades de estas campaña, que se iniciará el 1 de junio, son unas jornadas de formación en materia de emergencias, sobre todo de incendios forestales, que se impartirán a alcaldes y concejales para que "conozcan de primera mano" los protocolos y actuaciones que se deben seguir con el fin de facilitar la coordinación y la labor de los profesionales ya que son los que "mejor conocen a su municipio".

En total, el dispositivo, integrado por más de 12.000 efectivos, está constituido por 74 Brigadas de Emergencia, 47 autobombas forestales y 23 medios aéreos: 13 aviones y 10 helicópteros, seis de ellos con brigada helitransportada. Asimismo, la Policía de la Generalitat realizará un servicio especial de vigilancia medioambiental en las zonas de mayor valor ecológico durante el periodo estival en la que participan 76 agentes.

Además, durante este verano, un total de 105 unidades de prevención participarán en la labor de velar por la protección de nuestras masas forestales, tal y como ha indicado el conseller de Medio Ambiente. De ellas, 72 son ordinarias, 14 polivalentes, 11 en moto, 1 ecuestres, tres de servicios especiales, 2 "pick-up", una helitransportada y una unidad técnica.

UNIDADES ADICIONALES

Por su parte, el García Antón explicó que la conselleria de Medio Ambiente destinará 33 millones de euros, un 4,4 por ciento más que en 2008, al programa de prevención. Para ello, apuntó que se cuenta con 71 observatorios forestales. Además, a este dispositivo hay que sumarle otras unidades de prevención como son los agentes medioambientales, el grupo operativo de investigación de causas, personal técnico de ambas consellerias, las centrales de comunicaciones y el personal del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat.

El dispositivo se completa con personal de los bomberos municipales y de los tres Consorcios Provinciales, agentes de la Guardia Civil, así como voluntarios de Protección Civil y de Medio Ambiente, policías locales, y personal de los municipios. Además de los miembros de la UME y efectivos de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que trabajan de manera coordinada y bajo la coordinación del mando único de la Generalitat.

García Antón realizó un llamamiento a la "prudencia" de los ciudadanos para que disfruten de los parajes naturales pero con un "buen uso" ya que de las 742 hectáreas que se quemaron el pasado año, el 72 por ciento fueron por acción directa del hombre. En concreto, el 32% por imprudencias y el 39,30% intencionados. No obstante, los dos consllers reconocieron que el área calcinada en 2008 es difícil de bajar porque fue "el mejor año de toda la historia".