Varón de mediana edad, sin antecedentes policiales y poco cualificado, perfil del pirómano en España

Etiquetas

Las prácticas tradicionales inadecuadas, principal causa de los incendios forestales

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El perfil del pirómano en España responde a un varón de mediana edad, sin antecedentes policiales, poco cualificado, relacionado con el sector agrícola, con estudios básicos y residente en un entorno rural, según la Memoria General de la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo correspondiente a 2008.

El estudio también revela que los pirómanos están "adecuadamente socializados", mientras que su domicilio, e incluso su lugar de trabajo, están situados en la misma localidad en la que se produce el incendio o en localidades próximas.

Asimismo, "es poco probable" que haya estado o esté en tratamiento psiquiátrico, y suele actuar en solitario, "sin que existan cómplices ni coautores", añade el informe. Además, el 20 por ciento de los incendiarios suele denunciar los incendios, "incluso" permanecen en el lugar de los hechos y colaboran en las labores de extinción.

Para llevar a cabo este informe --el primero de estas características que se publica en España--, se recabó información de un total de 261 incendios forestales acaecidos entre el verano de 2007 y enero de 2009, en los que se llegó a investigar a sus 207 autores, 26 de los cuales se encontraban internos en prisiones.

En este punto, el perfil de los pirómanos presos responde a un varón de entre 30 y 44 años, soltero, con antecedentes por delitos no relacionados con los incendios en más de un tercio de los casos, empleado de poca cualificación, y con unos ingresos inferiores a los 600 euros en la mitad de los casos. Su nivel educativo es bajo, tiende a ser introvertido y suele abusar del alcohol, entre otras características.

PRACTICAS TRADICIONALES INADECUADAS

En cuanto a las causas de los incendios forestales intencionados, el informe establece cuatro categorías: práctica tradicional inadecuada (en un 27 por ciento de los casos), quemas sin sentido aparente (19 por ciento), obtención de un beneficio (9 por ciento) y venganza (9 por ciento). El 30 por ciento restante de los incendios de la muestra obedece a una imprudencia.

Por comunidades autónomas, Galicia acapara la mitad de los casos, coincidiendo el perfil del pirómano local con el elaborado a nivel nacional. Por otro lado, los datos relativos a la estacionalidad sitúan la mayoría de incendios forestales entre julio y septiembre, y su hora de inicio entre las 12:00 y las 17:00 horas.

El medio de ignición más usado fue el mechero o encendendor, y apenas se utilizan acelerantes para la combustión. Los autores fueron generalmente a pie hasta el lugar del incendio, sin que estuvieran bajo los efectos de sustancias tóxicas.

AUMENTO DE LOS DETENIDOS

Por otro lado, el informe especifica que del total de incendios forestales que se produjeron en 2008 en todo el territorio nacional (11.612), resultaron imputadas o detenidas 445 personas, lo que representa un ligero incremento respecto al año anterior. Asimismo, el porcentaje de casos esclarecidos alcanzó el 3,37 por ciento en 2008.

Entre las causas del origen del fuego, un 74,4 por ciento fueron fruto de imprudencias o negligencias, principalmente relacionadas con el uso del fuego para la limpieza de zonas agrícolas y/o forestales (60,7 por ciento), el uso de maquinaria (10,6 por ciento), relacionados con la limpieza de zonas próximas a tendidos eléctricos (10,2 por ciento), con el ferrocarril (1,37 por ciento) y otras negligencias (17,1 por ciento).

Precisamente, hoy se celebra en todo el Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales.