Declaran el estado de emergencia en áreas de Queensland por las inundaciones

  • Sídney (Australia), 20 may (EFE).- Las autoridades australianas declararon hoy el estado de emergencia en zonas del estado de Queensland, en el noreste de Australia, a causa de las inundaciones originadas por las lluvias torrenciales que caen y que, sin embargo, han acabado con la peor sequía de la historia del territorio.

Declaran el estado de emergencia en áreas de Queensland por las inundaciones

Declaran el estado de emergencia en áreas de Queensland por las inundaciones

Sídney (Australia), 20 may (EFE).- Las autoridades australianas declararon hoy el estado de emergencia en zonas del estado de Queensland, en el noreste de Australia, a causa de las inundaciones originadas por las lluvias torrenciales que caen y que, sin embargo, han acabado con la peor sequía de la historia del territorio.

Algunas zonas han recogido más de 300 milímetros de agua por metro cuadrado en las últimas 24 horas, indicó la jefa del gobierno de Queensland, Anna Bligh, según la radio nacional, ABC.

La Oficina de Meteorología informó de que la situación empeorará, con vientos de hasta 100 kilómetros por hora, y advirtió de que las precipitaciones afectarán también el norte del vecino estado de Nueva Gales del Sur.

Las inundaciones han causado daños importantes en el sureste de Queensland, donde continúan las copiosas lluvias acompañadas de fuertes vientos que han destruido ventanas y arrancado hasta el tejado de un rascacielos en Surfers Paradise.

La fuerte crecida de los ríos y varios desprendimientos de tierras han cortado numerosas carreteras y han dejado unas 25.000 casas sin electricidad, al tiempo que las autoridades han cancelado las clases en muchas escuelas.

Varias personas buscaron refugio en el techo de sus vehículos, en árboles o en los tejados de sus casas hasta que la Policía acudió en su rescate.

Los cuerpos de seguridad han recomendado a los habitantes de las zonas afectadas que permanezcan en casa.

En el lado positivo, la severa sequía se ha acabado y la capacidad de los pantanos de Queensland se encuentra por encima del 60 por ciento, algo que no ocurría desde hace cinco años.

"Estas son muy buenas noticias para la gente del sureste de Queensland, que sufría condiciones muy duras desde hace más de tres años", dijo la 'premier' en declaraciones a la radio ABC.