El Caribe costarricense está en alerta amarilla por las fuertes lluvias

  • San José, 12 may (EFE).- La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de Costa Rica declaró hoy alerta amarilla (intermedia) en la zona del Caribe debido a las fuertes lluvias de las últimas 72 horas, que ya han empezado a desbordar ríos y amenazan a decenas de comunidades.

El Caribe costarricense está en alerta amarilla por las fuertes lluvias

El Caribe costarricense está en alerta amarilla por las fuertes lluvias

San José, 12 may (EFE).- La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de Costa Rica declaró hoy alerta amarilla (intermedia) en la zona del Caribe debido a las fuertes lluvias de las últimas 72 horas, que ya han empezado a desbordar ríos y amenazan a decenas de comunidades.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) aseguró en la región Caribe y norte de Costa Rica han caído unos 350 milímetros cúbicos de agua desde el pasado domingo, equivalentes al promedio tradicional de todo el mes de mayo.

La CNE indicó en un comunicado que mantiene una vigilancia especial en la cuenca del río Sarapiquí, en la zona norte del país, "ante su vulnerabilidad debido a la cantidad de material desprendido por el terremoto" que afectó el área el pasado 8 de enero.

En la provincia de Limón, en el Caribe, se ha reportado el desbordamiento de al menos cuatro ríos, por los que la CNE activó los comités locales de emergencia y empezó el traslado de suministros en caso de que sean necesarias evacuaciones.

En otras partes de la zona norte, fronteriza con Nicaragua, se declaró alerta verde o preventiva, pues son áreas que tradicionalmente se ven afectadas por inundaciones cada invierno.

Hasta el momento se han registrado incidentes menores como problemas de alcantarillado en la ciudad de Limón, la más importante del Caribe costarricense, así como una casa completamente destruida y otras cuatro amenazadas por un deslizamiento, señala el comunicado.

Además, se reportaron como anegados el aeropuerto de Limón y varias viviendas y carreteras de la zona, aunque hasta el momento no se ha ordenado la evacuación de ninguna comunidad.