Farlete, Monegrillo, Perdiguera y Leciñena mejoran la calidad de su agua de boca con una potabilizadora

ZARAGOZA, 25 (EUROPA PRESS) La Mancomunidad de Aguas de Monegros, formada por Leciñena, Perdiguera, Farlete y Monegrillo ha visto mejorada la calidad del agua de boca con la ampliación de la potabilizadora financiada por el Instituto Aragonés del Agua del Departamento de Medio Ambiente. El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, acompañado por el director del Instituto Aragonés del Agua, Rafael Izquierdo, ha visitado las obras que han supuesto una inversión del Gobierno de Aragón de 213.938 euros, en una actuación con la que se solucionan los problemas de abastecimiento que vivían estos municipios. Boné ha destacado en su visita el ejemplo de la Mancomunidad, que supone la colaboración de estos municipios para mejorar el abastecimiento y calidad de agua, especialmente destacado teniendo en cuenta que en muchas ocasiones este recurso se convierte en motivo de disputa. Hasta la ampliación, el abastecimiento de agua se realizaba mediante una serie de instalaciones comunes, entre ellas una planta potabilizadora diseñada para una capacidad de 1.600 metros cúbicos por día. Según los datos de consumo obtenidos esta cifra era sobrepasada durante 5 meses al año. El valor medio de consumo en el mes de agosto del año 2004 fue de unos 2.600 metros cúbicos por día, por lo que se hacía necesaria una ampliación de la capacidad de tratamiento de agua potable. Los trabajos han consistido en la instalación de un filtro de arena en el lugar donde actualmente se encontraban los dos filtros en desuso, dentro del edificio. Para ello se procedió al desmontaje de los mismos, para posteriormente derribar la cubierta existente en la sala de filtración, instalar el filtro de lavado en continuo, y construir un nuevo cerramiento de chapa con estructura de acero, que levanta una altura total de 7 metros. Se ha previsto una posible ampliación con otro filtro de las mismas características, por lo que se ejecutó una losa de hormigón preparada para dicha ampliación. De la misma forma se ejecutaron dos claraboyas en la nueva cubierta, para permitir el desmontaje de los filtros. Se estudiaron las tuberías de entrada y salida al filtro de arena y de llegada a la balsa de agua bruta, adaptándolas a la nueva situación. Por último se ha completado el proyecto con mejoras en materia de seguridad en el edificio y con la implantación de un depósito de doble fondo para almacenamiento de hipoclorito en la zona exterior, que cumple con la normativa vigente. Además se instalaron rejillas en la puerta y en una ventana de la sala de reactivos para mejorar la ventilación de la misma. Boné ha visitado también la mejora de la red de saneamiento y mejora del camino realizado en la ermita Virgen de la Sabina de Farlete, en las que el Instituto Aragonés del Agua ha invertido casi 100.000 euros para realizar una red de saneamiento. El nuevo colector se conecta a la red general de alcantarillado, eliminando la fosa séptica existente. Los trabajos están encaminados a la adecuación como albergue de dicha ermita.