La CHD invierte más de 70.000 euros en la limpieza del río Arlazón a su paso por Burgos

BURGOS, 16 (EUROPA PRESS) La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) invirtió 70.175 euros en las labores de limpieza del río Arlanzón a su paso por Burgos, en concreto en un tramo de 1,2 kilómetros del río, desde el puente de la autovía de acceso a la N-120 hasta el puente del barrio La Ventilla, en el parque municipal de Fuentes Blancas. Según informaron a Europa Press fuentes de la Confederación las obras, solicitadas por el Ayuntamiento, consiguieron el "triple" objetivo de la limpieza del cauce, la consolidación de la margen izquierda del río y la recuperación para los ciudadanos del humedal que se encuentra en la margen derecha del Arlanzón y que, antes de la actuación, no contaba con accesos ni visibilidad. En concreto, la CHD ha ejecutó la limpieza manual y selectiva de la vegetación que se acumulaba en el cauce y las márgenes del río a lo largo de todo el tramo de actuación, para lo que se han retirado los árboles caídos, cortados los que se encontraban muertos o enfermos y se han podado las ramas que se encontraban dentro del río respetando aquellas que contribuyen al refugio de los peces, y la retirada puntual de los sedimentos que se acumulaban en el cauce y que estaban diminuyendo la capacidad hidráulica del río. Para la restauración de la margen izquierda del Arlanzón se ha colocado piedra de escollera hasta medio talud, dos filas de biorrollo (estructuras cilíndricas muy resistentes al agua) y una estera de coco en el talud restante para sujetar el suelo en pendiente y protegerlo de la erosión y se procedió también a la apertura de un cauce secundario para aumentar la capacidad del cauce y evitar la erosión de la margen derecha. A ello se suma la construcción de un mirador para facilitar la visión de las aves que pueblan el humedal situado en la margen derecha del río y el desbroce selectivo del perímetro del humedal. Los trabajos forman parte del Programa de mantenimiento y conservación de cauces, que tiene como finalidad principal facilitar la circulación de las aguas superficiales para evitar problemas de inundaciones en las crecidas ordinarias de los ríos así como mejorar la calidad de los cauces que reciben vertidos directos. Con cargo a este programa se están invirtiendo en la provincia de Burgos 1.037.679 euros en 33 actuaciones.