Las autoridades chinas advierten del riesgo de rotura de presas durante la estación de las lluvias

PEKÍN, 6 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit)

China reconoció hoy que más del 40 por ciento de las presas y embalses del país presentan riesgos de rotura si la estación de las lluvias llega a ser este año tan intensa como se está previendo.

El ministro de Recursos Hídricos, Chen Lei, achacó al cambio climático lo que se vaticina que puede ser un año de graves inundaciones, y declaró que "las condiciones climáticas extremas pueden suponer una gran amenaza a la seguridad de las presas".

"Los controles llevados a cabo con este objetivo han mostrado que muchos de los embalses no están en buen estado. Es una situación grave", agregó el ministro, para quien 37.000 embalses chinos (el 43 por ciento del total) corren peligro. Sin embargo, menos del 10 por ciento de los embalses dañados (en concreto, 3.642) están siendo reparados.

De acuerdo con datos de la agencia oficial Xinhua, entre 1999 y 2008 un total de 59 presas sufrieron algún tipo de rotura, bien por las lluvias torrenciales, bien por problemas de la calidad de la construcción. Sólo el año pasado, debido al terremoto de Sichuan, se agrietaron cerca de 3.300 embalses, aunque ninguno llegó a romperse.

El ministro Chen, que hizo un llamamiento para la toma urgente de medidas, recordó además que menos de la cuarta parte de los embalses cuentan con sistemas de control que alerten a tiempo en caso de roturas.